Con una clase al día, tu bebé puede aprender inglés
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Con una clase al día, tu bebé puede aprender inglés

COMPARTIR

···
Tech

Con una clase al día, tu bebé puede aprender inglés

Investigadores de Universidad de Washington crearon un programa para que los pequeños aprendan el idioma inglés. "El cerebro de los bebés son las mejores máquinas de aprendizaje jamas creadas", dijo una de las expertas.

Redacción
16/11/2017
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Si te preocupa que tu hijo o hija se enfrente a un mundo donde va a necesitar saber varios idiomas. Tal vez esta investigación te interese. 

Un grupo de expertos del Instituto de Aprendizaje y Ciencias del Cerebro de la Universidad de Washington (I-LABS) diseñaron un programa de enseñanza del idioma inglés para niños de corta edad.

"La ciencia indica que los cerebros de los bebés son las mejores máquinas de aprendizaje jamás creadas, y que el aprendizaje de los bebés es sensible al tiempo. Sus cerebros nunca serán mejores para aprender un segundo idioma que entre los 0 y los 3 años de edad ", dice Patricia Kuhl, coautora del estudio y codirectora de I-LABS, así como profesora de ciencias del habla y de la audición.

El programa incluyó a bebés de 7 a 33 meses y medio que recibieron una hora de inglés por día durante 18 semanas, mientras que otro grupo recibió el programa bilingüe en escuelas de Madrid. 

El primer grupo mostró un rápido aumento en la comprensión y producción del inglés, y superó significativamente al otro.

"Al final del programa de 18 semanas, los niños en el programa de los investigadores produjeron un promedio de 74 palabras o frases en inglés por niño, por hora; los niños en el grupo de control produjeron 13 palabras o frases en inglés por niño, por hora", indicó Deborah Bach sobre los resultados del programa en la revista Futurity.

El método resultó exitoso entre los menores de 3 años debido a que enfatiza la interacción social, el juego y el habla que se usó fue similar a como los padres hablan con sus bebés, con una gramática más simple y un tono más alto y exagerado, así como vocales más largas.

"Con el enfoque correcto basado en la ciencia que combina las características conocidas para hacer crecer el lenguaje infantil, es posible brindarles a los niños muy pequeños la oportunidad de comenzar a aprender un segundo idioma con solo una hora de juego por día en un entorno de educación temprana", indica Naja Ferjan Ramirez.

La investigación, realizada entre 280 niños y menores de tres años de Madrid, España, indica que los niños retuvieron lo que aprendieron durante el programa.

Y que su avance fue similar al de niños que asisten a escuelas que prestan servicios en vecindarios de bajos ingresos y en zonas de ingresos medios, lo que sugiere que la riqueza no es un factor importante en la capacidad de los niños para aprender un idioma extranjero.

Y si te preocupa que tus pequeños olviden su legua materna, la investigadora indica que los niños aprendieron más de su lengua materna conforme avanzaban con el inglés.

,