Tras protesta de empleados, Google no renovará contrato con el ejército de EU
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tras protesta de empleados, Google no renovará contrato con el ejército de EU

COMPARTIR

···

Tras protesta de empleados, Google no renovará contrato con el ejército de EU

El ejército contrató a Google para trabajar en el proyecto de drones 'Maven', pero a los empleados no les gustó la noticia y la firma ha tomado una decisión.

03/06/2018
Actualización 03/06/2018 - 19:23
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La empresa de Alphabet, Google, no renovará un contrato para ayudar al ejército de los Estados Unidos a analizar imágenes aéreas de aviones no tripulados cuando expire en marzo, dijo el viernes pasado una persona familiarizada con el asunto, ya que la compañía se moviliza para calmar el alboroto interno.

El programa de defensa, llamado Project Maven, desencadenó una revuelta dentro de Google, ya que las facciones de los empleados se opusieron a la tecnología de Google que se utiliza en la guerra. Los disidentes dijeron que chocaba con el principio establecido de la compañía de no hacer daño y citaron los riesgos en torno al uso de una tecnología de inteligencia artificial naciente en situaciones letales.

Google planea cumplir con lo que queda de su contrato en Project Maven, dijo la persona. Más de 4 mil 600 empleados firmaron una petición para que Google cancelara el acuerdo, y al menos 13 empleados renunciaron en las últimas semanas en protesta por la participación de Google, según una segunda persona familiarizada con el acuerdo.

A través de Maven, Google proporciona tecnología de inteligencia artificial al Pentágono para ayudar a los humanos a detectar e identificar los objetivos capturados por imágenes de drones. Los ejecutivos de la compañía han defendido el contrato, diciendo que sus herramientas de computación en la nube y de análisis de datos estaban siendo utilizadas para tareas no ofensivas y ayudarían a salvar vidas.

La publicación del portal tecnológico Gizmodo informó por primera vez que el directora ejecutiva de Google Cloud, Diane Greene, les dijo a los empleados que el rol de Google en el programa terminaría.

Una fuente confirmó eso, pero Google no quiso hacer ningún comentario.

"Estoy muy contento con esta decisión y tengo un profundo respeto por la gran cantidad de personas que trabajaron y se arriesgaron para que esto suceda. Google no debería estar en el negocio de la guerra ", escribió en Twitter Meredith Whittaker, investigadora afiliada a Google y la Universidad de Nueva York.

Más de 700 empleados de Google se habían unido a un grupo en línea dentro de la compañía llamado Maven Conscientious Objectors, usándolo para expresar sus preocupaciones sobre el proyecto y discutir formas de protestar en contra de él.

Algunos empleados planearon realizar un mitin público en San Francisco, coincidiendo con una conferencia de Google, según una fuente. Funcionarios de la compañía han dicho a los empleados en los últimos meses que el acuerdo fue visto como una puerta de acceso a un trabajo gubernamental más lucrativo y avanzado, dijo la fuente.

A medida que Google se aventura en un nuevo territorio, un grupo de nueve personas está trabajando en un conjunto de pautas éticas para futuros contratos militares. Las pautas serán publicadas, "muy, muy pronto", dijo el presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, en una grabación de una reunión de personal la semana pasada revisada por Reuters.

Maven tenía un presupuesto inicial de 70 millones de dólares. Google dijo a sus empleados que estaba obteniendo menos de 10 millones de dólares por su trabajo en el programa, según una fuente que solicitó el anonimato porque la información no se ha hecho pública.

El ejército contrató a Google el año pasado para trabajar en dicho proyecto, que utiliza ingeniería y aprendizaje automático para distinguir personas y objetos en videos de drones, sin embargo, casi 4 mil empleados de Google firmaron una carta pidiendo al máximo ejecutivo ,Sundar Pichai, que cancelara el contrato de Maven y detuviera todo el trabajo en "el negocio de la guerra".