Tech

Toyota quiere que tu auto y tú establezcan una relación más “humana”

El fabricante japonés presentó Concept-i, un vehículo que mediante inteligencia artificial escanea al conductor para conocer su estado de ánimo, darle recomendaciones en el camino y determinar acciones.
Daniel Blanco
05 enero 2017 19:8 Última actualización 05 enero 2017 20:27
(Reuters)

Concept-i trabaja mediante un sistema de inteligencia artificial llamado Yiu, que escanea al conductor mediante un sistema biométrico. (Reuters)

En el marco del CES 2017, la feria de tecnología más importante del año, presentaron el Toyota Concept-i, un prototipo de auto desarrollado con base en la ‘calidez cinética’, un concepto que parte de la idea la generación de tecnologías móviles cálidas y divertidas.

El coche tiene un sistema de Inteligencia Artificial (IA) llamado Yui, éste prevé las necesidades de sus dueños y usa un sistema biométrico para ‘leer’ las emociones de los usuarios y crear una relación “más humana” con ellos.

“Yui aprende de nosotros, crece con nosotros y construye una relación que es significativa y emocional, ¿qué significa eso? Yui aprende de nuestras preferencias y nuestro estilo de vida; se acuerda de a dónde queremos ir, pone atención de cuándo estamos felices o tristes”, dijo Bob Carter, Vicepresidente de operaciones autónomas en Toyota, en la presentación.

El auto escanea al conductor con un sistema biométrico, de esta manera monitorea su atención y emociones y con base en esto le puede dar consejos y determinar acciones. En la presentación, Yui le recomendó a Carter hacer un ejercicio de respiración porque lo notaba estresado (Carter estaba hablando ante un amplio público).

1
Diseño

 

.


El interior cuenta con una líneas y formas que corren por todo el auto, incluido el tablero, por esta interfaz de comunicación visual -con luz y sonido- Yui se comunica.

Se removió el tablero tradicional, ahora un proyector presenta un sistema de información en el parabrisas en 3D, esto con el objetivo de que el conductor mantenga los ojos en el camino.

El sistema inteligente del Concept-i usa la automatización para mejorar la seguridad de la conducción; se puede escoger entre dos opciones de manejo, autónoma y manual, y unas luces debajo de los pies del conductor indican en qué modo se está manejando.

Adicionalmente, el coche monitorea la atención del usuario y la vía carretera para activar la conducción autónoma cuando sea necesaria -si se maneja en modo manual- o para ayudar en condiciones de tráfico peligrosas.

En el exterior del auto, desde las direccionales hasta los faros están digitalizados buscando una interacción diferente con los otros automovilistas.