Tech

Tesla promete acabar con apagones en Australia en 100 días

Un reportaje del periódico Australian Financial Review menciona que Tesla está dispuesta a apoyar al gobierno australiano a combatir la emergencia energética nacional por la que atraviesa el país en alrededor de tres meses. 
Redacción
10 marzo 2017 21:52 Última actualización 11 marzo 2017 4:35
tesla

tesla

Australia está pasando por uno de los peores apagones de su historia, tanto que el Primer Ministro, Malcolm Turnbull, ha declarado una emergencia energética nacional, aunque este panorama puede cambiar gracias a la propuesta que le ha hecho Lyndon Rive, vicepresidente de productos energéticos de Tesla, al gobierno australiano, según el periódico especializado en finanzas y negocios del mismo país, Australian Financial Review.

Australian Financial Review reportó que Rive está dispuesto a que Tesla instale plantas de 100 a 300 megavatios en Australia dentro de 100 días para solventar los problemas de energía de dicho país, esta propuesta es gracias a la gran producción que genera su nueva fábrica Gigafactory en Nevada.

Este proyecto no sería el primero en el que Tesla sale al rescate de la energía, en California la compañía está trabajando en un programa piloto, que implementó en 90 días, con la empresa Pacific Gas and Electricity, cuando ésta dejó de funcionar Tesla construyó una instalación de almacenamiento de energía de 80 megavatios, reportó el medio.

El vicepresidente de productos energéticos de Tesla aclaró, según el medio australiano, que la empresa podría instalar todo gracias al lanzamiento de su batería Power2, dentro de una subestación convertida cerca de la ciudad de Melbourne.

El medio asegura que la compañía australiana abastecedora de energía, AGL Energy, ha advertido de que le será imposible satisfacer la demanda de gas durante este invierno, aunado a un incremento en las tarifas del gas a pesar de su escasez.

Otra situación es que el cierre de la planta de carbón de Hazelwood podría aumentar los temores de apagones, para lo cual Lyndon Rive aseveró que podrían resolver este problema como lo hicieron en California e inclusive reducir costos.

El periódico australiano destacó también que las dos unidades instaladas en Australia podrían ser empleadas por empresas y hogares, con 9 pilas cada una con una capacidad de 126 kilovatios, según Rive.

Además de que Rive también apostó por el mercado de 1.6 millones de hogares y negocios con paneles solares en Australia, donde ante el Australian Financial Review afirmó que la tecnología haría innecesaria la construcción de centrales eléctricas y carbón.