Tech

Tesla va por techos solares para viviendas

Tesla Motors, en conjunto con SolarCity, venderá techos solares
a la medida hechos de vidrio y en cuatro estilos, los cuales generarían electricidad a un hogar al ser integradas con las 
Powerwall, unidades de almacenamiento de energía para éstas.
AP
29 octubre 2016 21:57 Última actualización 29 octubre 2016 22:6
tesla

Tesla fabricará con SolarCity techos solares para viviendas. (Bloomberg)

En su búsqueda por expandir aún más su mercado aparte de los autos eléctricos, Tesla Motors indicó que venderá techos solares a la medida y que aparentarán ser un techo convencional. Las tejas generadoras de energía serían un producto fabricado en conjunto con SolarCity, si bien las dos compañías todavía deberán completar la fusión propuesta.

Las tejas de vidrio, que vienen en cuatro estilos (por ejemplo, tejas de vidrio toscanas), contienen celdas fotovoltaicas que Tesla afirma no se pueden ver desde la calle. Los paneles generarían electricidad a un hogar al ser integrados con las Powerwall de Tesla, unidades de almacenamiento de energía para viviendas que serán montados en los muros o en bases en suelos.

La nueva versión de Powerwall cuesta 5 mil 500 dólares pero el precio de las tejas no se reveló durante su anuncio la noche del viernes.


El presidente y director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, aseguró que mucha de la gente que desea conducir un auto eléctrico tiene un interés inherente de contar con sistemas de energías más limpias en sus hogares y oficinas. Musk ha calculado que uno de cada cuatro propietarios de autos Tesla actualmente cuenta con paneles de energía solar.

"El propósito de Tesla es acelerar la llegada de la energía sustentable", afirmó Musk en el evento. Añadió que el futuro que desea consiste de techos solares, almacenamiento de energía y autos eléctricos.

"Es una solución tripartita obvia", reveló.

En junio, Tesla propuso comprar SolarCity, la mayor compañía instaladora de paneles solares para hogar en Estados Unidos, en un acuerdo valuado en aproximadamente 2.450 millones de dólares. Se espera que los accionistas sometan la propuesta a votación el 17 de noviembre.

La fusión resulta controversial. Musk es también presidente de SolarCity, que es operada por sus primos. Ninguna de las dos compañías ha logrado mantener rentabilidad, y ambas operan en mercados en los que la demanda es incierta.