Tech

¿Te imaginas pedir un Uber... y que llegue un tráiler, que se maneja solo, repleto de cerveza?

Uber, en alianza con AB InBev, realizó su primera entrega en un camión autónomo en Colorado, la cual consistió en cerveza, mucha cerveza. 
Bloomberg
25 octubre 2016 19:35 Última actualización 26 octubre 2016 9:0
Uber hace su primera entrega en un vehículo autónomo en Estados Unidos. (Bloomberg)

Uber hace su primera entrega en un vehículo autónomo en Estados Unidos. (Bloomberg)

Un camión semi-remolque cargado de cerveza circuló sin conductor por la autopista I-25 de Colorado la semana pasada. Uber Technologies Inc. y Anheuser-Busch InBev NV se asociaron para la entrega, y, según dicen, es la primera vez que un camión autónomo es utilizado para un despacho comercial.

Con un patrullero como escolta, el remolque recorrió casi 200 kilómetros mientras el camionero descansaba en la parte trasera, en la cabina dormitorio. La entrega es más bien una estrategia publicitaria, prueba de que Otto, la empresa de vehículos autónomos que Uber compró en julio, podía poner en el camino, con total éxito, un camión sin conductor.

“Queríamos mostrar que los ladrillos básicos de la tecnología están aquí: tenemos la capacidad de hacerlo en una carretera”, dijo Lior Ron, presidente y cofundador de la unidad Otto de Uber. “Aún nos encontramos en las etapas de desarrollo, probando hardware y software”.

AB InBev dijo que podría ahorrar 50 millones de dólares por año en Estados Unidos si el gigante de las bebidas pudiese utilizar camiones autónomos en su red de distribución, aun cuando los conductores siguiesen circulando en los vehículos y complementando la tecnología. Esos ahorros provendrían de menores costos de combustible y un cronograma con mayor frecuencia de entregas.

Probar la viabilidad de los camiones autónomos se ha convertido en un asunto más importante a los ojos del público y de los entes reguladores. Las encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses no confían en la tecnología, a la cual el sector camionero es particularmente sensible. Mientras que las fatalidades en el sector exceden por mucho las que ocurren en otras industrias y así podrían beneficiarse de una mayor seguridad, el sector de transporte por camiones dio trabajo a 1.5 millones de personas en septiembre, y esos empleos podrían verse amenazados por los vehículos autónomos.

La muerte en mayo de un conductor que utilizaba el sistema de piloto automático de Tesla Motors Inc. atrajo el interés político en los vehículos autónomos y precipitó pedidos de regulaciones para estar a la altura de los avances tecnológicos. El Departamento de Transporte de Estados Unidos difundió instrucciones para la circulación de vehículos autónomos, que admiten el potencial de salvar vidas que tiene la tecnología al tiempo que advierten sobre un mundo de “conejillos de Indias humanos”.

1
   

    

Uber hace su primera entrega en un vehículo autónomo en Estados Unidos. (Bloomberg)


El equipo Otto de Uber trabajó con entidades reguladoras de Colorado para obtener el permiso para la entrega y concertar la supervisión policial del cargamento, dijo Ron. Otto pasó dos semanas estudiando la ruta desde Fort Collins hasta Colorado Springs, trazando cuidadosamente el camino para garantizar que la tecnología pudiese con él. Asimismo, el equipo quiso que el viaje tuviese lugar por la mañana temprano cuando hubiese menos tránsito y en un día de buenas condiciones climáticas, condiciones ambas que se cumplieron el jueves pasado, día de la entrega.

Ron dijo que Uber no planea fabricar sus propios camiones sino que procura asociarse con automotrices, como lo está haciendo con Volvo en materia de automóviles autónomos. Agregó que las conversaciones de la compañía con fabricantes de camiones se encuentran en las primeras etapas.

También el software tiene un largo camino por recorrer. La experiencia en Colorado se limitó a la autopista, lo que significa que los camioneros no deberían preocuparse por encontrar otro trabajo en breve. “El foco ha sido y será la autopista. Más del 95 por ciento de las horas de manejo transcurren en autopistas”, dijo Ron. “Aun en el futuro, cuando hagamos más, seguiremos pensando en que se necesita un conductor para supervisar el vehículo”.