Talento mexicano destaca en robótica submarina en California
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Talento mexicano destaca en robótica submarina en California

COMPARTIR

···
Tech

Talento mexicano destaca en robótica submarina en California

Estudiantes mexicanos del ITESM, campus Cuernavaca, participaron en la competencia de submarinos Marine Advanced Technology Education, en donde se destacaron como el único equipo latinoamericano obteniendo grandes resultados.

Redacción
29/08/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Alumnos del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Cuernavaca, se destacaron en la competencia de submarinos Marine Advanced Technology Education (MATE ROV), celebrada en Long Beach City College, en California.

Los estudiantes mexicanos fueron el único equipo latinoamericano que participó obteniendo grandes resultados. En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el ingeniero David García Suárez, asesor académico de los jóvenes, platicó el proceso y resultados positivos obtenidos.

Para concursar en esta competencia, el registro de equipo se realiza como si se tratara de una empresa que desarrolla tecnología marina. En este caso, los estudiantes nombraron desde hace tres años su empresa como TecXotic. Para ello han trabajado año con año en diseñar y mejorar su submarino, un vehículo remotamente operado para cada competencia.

,
1
  

  

TecXotic
,,

Este equipo de 15 participantes está conformado por alumnos de ingeniería en mecatrónica, desarrollo sustentable, industrial y tecnologías computacionales. Además recibió apoyo de alumnas de mercadotecnia de la universidad que colaboraron con el desarrollo de marketing del proyecto, un aspecto que se evalúa durante la competencia.

En 2017, el robot de TecXotic fue llamado Balam y fue el único equipo latinoamericano participante en la competencia MATE ROV entre 600 equipos, pues había competidores de todo el mundo como Hong Kong, Rusia, Noruega, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Canadá, entre muchos otros países.

Esta importante competencia anual se lleva a cabo en tres etapas durante tres días. En el primero se realizan inspecciones de seguridad, dimensiones, peso, cuestiones de sistemas eléctricos, “debe pasar una rigurosa revisión por los jueces para poder meterlo al agua, dado los voltajes y corrientes que se manejan”, agregó el ingeniero.

Dentro del evento, además de premiar al equipo ganador, se premia a concursantes individuales por su liderazgo, distinción que le fue otorgada a Miguel Alejandro Figueroa Mendoza, líder de este joven equipo quien explicó que durante esta competencia y en la práctica obtuvo mucho conocimiento sobre liderazgo.

"Nuestro proyecto se divide en tres áreas principales: mecánica, electrónica y programación”, contó el representante del equipo. Cada área tiene sublíderes que se encargan de que el proyecto salga adelante.

“Se trata de construir un submarino desde cero y elegir el diseño, manufactura, materiales, electrónica, programación, herramientas, cosas que no son fáciles. Son muchos aspectos que se deben trabajar durante un año, por eso somos un grupo de 15 personas”, agregó.

“Diseñamos una garra, una herramienta de rotación para la válvula y la instalación de las cámaras, así como el diseño general del robot. Los primeros desafíos fueron la elección de los materiales para la garra y motores que se usarían. Antes de viajar, el equipo practicó y mejoró sus sistemas, especialmente el de comunicaciones”, comentó el líder de diseño y manufactura.

La estructura del robot submarino se mantuvo estable bajo el agua, pues se obtuvo una densidad cercana a la de este líquido. “Inclusive el robot no se hundía casi nada ni flotaba. El diseño estuvo adecuado para las misiones, así como las herramientas que maquinamos y diseñamos”, sostuvo.

Visión futura

“Esperamos el próximo año implementar un cambio de la estructura, pues pretendemos hacer la mayoría de esta en tecnología 3D, pues les da la exactitud, resistencia y bajo peso para que haga que el robot se convierta en una pieza más profesional”, compartió Miguel.

También buscan agregar un sistema de control al robot, “al mismo tiempo que avanzamos en la escuela, aprendemos más cosas que podemos aplicar al submarino. Hacer un sistema de estabilidad que automáticamente se quede en una posición dentro de la alberca con indicaciones, es el objetivo para este año”.

Estos estudiantes buscan además lograr obtener mayor apoyo económico que permita a todos sus miembros asistir a la competencia para ver los frutos del trabajo de un año.

,