Tech

Sony quiere ser la cartera de Asia

Sony quiere hacerle la competencia a Apple y Samsung en pagos móviles en el mercado asiático, a través de su tecnología de pago sin contacto FeliCa, que utiliza chips que pueden incrustarse en los teléfonos inteligentes y tarjetas plásticas tamaño billetera.
Bloomberg
16 octubre 2015 17:21 Última actualización 17 octubre 2015 4:55
FeliCa Sony

Las redes de tránsito pueden ser el trampolín para atraer comerciantes al sistema FeliCa. (Bloomberg)

Sony está reduciendo sus ambiciones globales en materia de teléfonos inteligentes pero la empresa quiere de todos modos rivalizar con Apple y Samsung Electronics en los pagos móviles en Asia. Su método para lograrlo es el transporte público.

Sony intenta hacer que su tecnología de pago sin contacto FeliCa sea tan ubicua en el resto de Asia como lo es en la red ferroviaria de Japón. El sistema utiliza chips que pueden incrustarse en los teléfonos inteligentes y tarjetas plásticas tamaño billetera, y Sony quiere ampliar su uso en el Sudeste de Asia, empezando con un sistema de trenes en Indonesia a partir de marzo.

Las redes de tránsito pueden ser el trampolín para atraer comerciantes al sistema FeliCa, en tanto una gran masa de gente que se traslada hacia y desde el trabajo estimula a los comerciantes minoristas en estaciones de trenes o los depósitos de autobuses a participar, dijo Kazuyuki Sakamoto, gerente general senior de Sony a cargo de las operaciones de FeliCa. El mercado potencial es enorme: el Sudeste de Asia necesita gastar 60 mil millones de dólares anuales en rutas, vías y otra infraestructura, según el Banco de Desarrollo Asiático.


“Nuestro enfoque es diferente del de Apple”, dijo Sakamoto en una entrevista. “Sin situaciones reales en las que puedan utilizarse los pagos, no importa cuántos teléfonos pueda haber circulando”.

Las acciones de Sony subieron 2.2 por ciento este viernes, hasta 3 mil 250 yenes, en comparación con el avance de 1 por ciento del índice de referencia TOPIX.

PASES DE FERROCARRIL

El sistema Octopus de Hong Kong para pagos en trenes, autobuses y mini-mercados ya utiliza los chips de Sony, al igual que las tarjetas ferroviarias Pasmo y Suica en Japón.

“Apple Pay y otras plataformas similares están saliendo ahora al exterior, pero nosotros venimos ofreciendo este servicio desde hace más de 10 años”, dijo Sakamoto. 

Se comienza con los pases de ferrocarril y luego se llega a los comerciantes

La compañía proyecta facilitar la adopción de FeliCa. La plataforma, que funcionaría únicamente en un teléfono inteligente con un chip personalizado, puede incorporarse como software en semiconductores comunes ya a comienzos del año próximo, dijo Sakamoto.

Sony, que en un tiempo ansiaba figurar entre los tres máximos fabricantes de teléfonos inteligentes, ha reducido desde entonces empleos y modelos para concentrarse en componentes. Si FeliCa despega, puede vender no sólo chips sino también tarjetas y lectoras de tarjetas.

El desafío reside en unir la cadena de pagos: fabricantes, compañías financieras y comerciantes. La adopción del pago móvil ha sido anémica hasta ahora. Apple Pay, que permite a los usuarios pagar con un toquecito en sus iPhones a la salida, representó sólo 1 por ciento de las transacciones minoristas estadounidenses a un año de su lanzamiento, según la firma investigadora Aite Group.

Asia debería liderar la innovación en un mercado que se duplicará hasta 1 billón de dólares a nivel mundial en 2017, según la firma investigadora IDC. Si bien Japón y Corea del Sur pueden ser receptivos a servicios como Apple Pay, los habitantes de países emergentes podrían preferir las billeteras móviles que actúan más como tarjetas prepagas, dijo Shiv Putcha, director adjunto de IDC.

“Probablemente sea el único enfoque que pueden tener”, dijo Putcha. “Realizar una gran ofensiva para el consumidor tiene un costo prohibitivo, de modo que comenzar con el tránsito es la decisión acertada”.