Tech

Sin paredes y a
distancia, así serán
las oficinas del futuro

Dimension Data México, una empresa dedicada a proveer de tecnologías a las compañías para aumentar su productividad, prevé que las oficinas del futuro sean lugares casi vacíos, con unos cuantos cubículos y con grandes espacios de colaboración, además de contar con herramientas como smartphones o videocámaras.
Jair López
31 marzo 2015 20:8 Última actualización 01 abril 2015 4:55
oficina

Los empleados podrán trabajar desde casa, usando sus dispositivos. (Bloomberg)

Oficinas casi vacías, en las que los cubículos sean apenas unos cuantos y donde los espacios para la colaboración sean mayores, así es la proyección de las oficinas del futuro que tiene Daniel Villavicencio, manager de Enterprise Services de Dimension Data México, una empresa dedicada a proveer de tecnologías a las compañías para aumentar su productividad y eficiencia.

“La oficina ya no se puede ver como un espacio. Ya no va ser un espacio físico delimitado por paredes. La oficina comienza a ser una barrera difusa entre la vida personal y la vida laboral. La oficina puede ser el lugar donde yo esté: puede ser en mi casa, o puede ser en la oficina principal o en la de alguna sucursal de la empresa”, indicó Villavicencio.

Se espera que en los próximos cuatro o cinco años, el 90 por ciento de las empresas ya habrán migrado a las ‘oficinas del futuro’.

De acuerdo con el especialista, la oficina ya no será delineada por algún espacio, sino con las herramientas con las que cuente un empleado, pues dependiendo de éstas, podrá llevar a cabo sus labores desde un café, la calle, desde su auto o cualquier otro espacio.

Mientras que en la actualidad y hace algunos años con mayor frecuencia las oficinas contaban con un espacio en donde los empleados tenían una computadora y un teléfono fijo para trabajar, hoy en día y en un futuro muchas empresas comenzarán a optar por la tendencia BYOD (Bring Your Own Device) para sus trabajadores para llevar a cabo sus labores en cualquier momento y lugar.

“Lo que vamos a ver serán muchos dispositivos que comenzarán a interactuar en su trabajo. Pueden ser desde cámaras, un wearable, un teléfono inteligente, entre muchos otros”, comentó.

Villavicencio indicó que la aparición de nuevos canales, como la nube, redes sociales, servicios de videoconferencia, entre muchos otros, han desplazado a los convencionales, como el teléfono.

En este sentido, el especialista señaló que en la actualidad incluso algunos empleados están presionando a sus corporaciones para migrar a esta nueva tendencia, ya que muchas de ellas actualmente no cuentan con la tecnología y los sistemas adecuados para llevar a cabo su trabajo.

“Lo que está pasando es que los empleados prefieren trabajar desde casa, porque quizá en casa están teniendo muchas herramientas que en el trabajo no pueden acceder. Están haciendo presión en sus empresas para que se dé esa flexibilidad y esa apertura a los nuevos canales de innovación más allá de un teléfono y un correo electrónico”, apuntó.

RETO PARA LOS EMPLEADOS

Para los trabajadores que incursionen en estos espacios laborales del futuro, Villavicencio ve retos importantes como la aceptación y adopción de este tipo de tecnologías; así como la diferencia entre empleo y vida personal.

El primer reto, explica, está basado en cómo el individuo se organiza y prioriza sus deberes.

“Antes salías a las 7 u 8 de la mañana y volvías a las 6 o 7 de la tarde. En ese tiempo estabas completamente dedicado a tu trabajo y fuera de él, a tu familia. Hoy tienes una conferencia a las 10 de la noche o a las 2 de la mañana. Comienza a ser más mezclado. El saber priorizar y organizar se hace un reto”, detalló.

De acuerdo con el especialista, México se encuentra dentro de los tres países con mayor adopción de este esquema en América Latina, apenas debajo de Brasil y Argentina.