Robots de película vs. las máquinas que superaron la ficción
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Robots de película vs. las máquinas que superaron la ficción

COMPARTIR

···

Robots de película vs. las máquinas que superaron la ficción

Actualmente existen robots que desarrollan tareas y asisten en misiones espaciales como se soñó en las antiguas películas de ciencia ficción.

Redacción
05/09/2018
robot

Los robots que viste en muchas de las películas clásicas de la cultura pop actualmente dejaron de ser ficción para convertirse en una realidad.

Actualmente existen máquinas sofisticadas que forman parte de la investigación de la ciencia y que han llegado a explorar el espacio, especialmente Marte.

Son herramientas útiles también en diversas áreas del campo laboral. RobotiX, movimiento educativo que empodera a los niños a través de la enseñanza de la robótica para niños, enlista a 5 robots de la ciencia ficción y 5 más que sobrepasaron las expectativas de las películas:

HAL 9000: Esta supercomputadora apareció en la saga de novelas y películas Odisea del Espacio. Se trata de una computadora con inteligencia artificial capaz de tomar decisiones por sí misma, que sufre un fallo en su sistema, por lo que intenta terminar con la tripulación de la nave Discovery.

R2D2: El robot más emblemático de la saga Star Wars es R2-D2. Dentro del universo de la 'Guerra de las Galaxias' estuvo a las órdenes de la Reina Amidala y Anakin Skywalker, para pasar a formar parte de los rebeldes después de la caída de la República.

A pesar de ser un personaje 'cómico', sus acciones dentro de las películas ayudaron muchas veces a ganar batallas importantes. Fue uno de los pocos robots que nunca fue reprogramado ni su memoria fue borrada, siendo esto esencial para el desarrollo de la nueva trilogía.

BB8: Para la nueva saga de Star Wars, sus creadores pensaron en crear un nuevo robot para acompañar a los protagonistas y ayudarles en diferentes tareas. Su diseño fue uno de los primeros en concebirse para las nuevas películas de la serie, y su nombre también fue fijado desde el inicio, sin cambiarse nunca. Su apariencia fue bien recibida por los fanáticos de la saga, siendo uno de los nuevos personajes favoritos de la franquicia.

B9: Perdidos en el espacio fue una serie de televisión de finales de los años 60 cuya trama mostraba las aventuras de una familia para encontrar un nuevo planeta habitable en el espacio. La familia Robinson estaba acompañada del robot B9, quien se convirtió en uno de los personajes principales de la serie. Sus habilidades de fuerza sobrehumana, sensores de peligros y amenazas y habilidad de hacer cálculos complejos, lo hacían un guardián ideal para la familia que acompañaba.

Wall-E: Es el protagonista de la película que lleva su mismo nombre. En el futuro, la contaminación humana ha llegado a un punto en el cual el planeta se ha vuelto inhabitable, siendo todas las personas evacuadas al espacio mientras que los robots como Wall-E limpiaban la Tierra. Wall-E es el único robot funcional que queda, pasando sus días recogiendo y compactando basura, quien desarrolla una personalidad propia, así como emociones, y es Wall-E quien enseña después a los humanos como relacionarse entre sí y a cuidar del ambiente.

Si bien los ejemplares anteriores parecían algo muy futurista y lejano a la realidad, existen máquinas que han superado esas expectativas y que actualmente desarrollan tareas reales.

Luego de un breve momento de nostalgia, te mostramos a:

Mars Pathfinder: Una misión espacial a Marte que se convirtió en un referente para la investigación científica fue la misión Mars Pathfinder de la NASA. Esta misión incluyó el vehículo robotizado Sojourner, nombrado así en homenaje a la activista Sojourner Truth, siendo el primer vehículo de exploración en operar exitosamente más allá de la Tierra y la Luna. La misión espacial sirvió para realizar análisis del ambiente en Marte, además de ser una prueba de exploración para probar diferentes sistemas que se utilizaron en misiones posteriores.

Kirobo: El nombre del primer robot astronauta japonés deriva de las palabras “Kibo”, que significa esperanza, y “Robo”, una palabra utilizada en japonés para nombrar a los robots de forma genérica. Fue diseñado por la Universidad de Tokyo y el robotista Tomotaka Takahashi para servir de acompañante y copiloto para el ingeniero Koichi Wataka, el primer comandante japonés de la Estación Espacial Internacional. Una versión más pequeña de este robot fue desarrollada por Toyota para ser comercializada como un juguete interactivo.

InSight: Se trata del robot asignado para la misión más reciente a Marte realizada con el fin de conocer el interior del planeta. Fue lanzado el 5 de mayo de 2018, y se espera que aterrice en noviembre de este mismo año. El robot InSight está equipado con instrumentos altamente especializados para estudiar el interior profundo de Marte y conocer su actividad sísmica, su temperatura interna y la estructura de su núcleo; estos datos servirán para comprender mejor la historia y la conformación de los planetas rocosos del sistema solar.

CIMON: Desarrollado en conjunto entre Airbus y DLR, la agencia espacial alemana, el Crew Interactive Mobile Companion (CIMON) es el primer robot asistente para los tripulantes de la Estación Espacial Internacional. Dotado de inteligencia artificial, aprovecha la gravedad mínima del espacio para flotar y moverse libremente entre la tripulación. Su función es servir como asistente a los tripulantes, para reducir el estrés y la carga de trabajo de las personas a bordo.

Curiosity: La misión espacial de la NASA Mars Science Laboratory, conocida popularmente como Curiosity, ha sido la encargada de llevar un robot automóvil de exploración a Marte para recoger muestras de suelo y polvo marciano, con el fin de examinar la posibilidad de albergar vida en dicho planeta. El vehículo de la misión, que también es llamado Curiosity de forma popular, tiene un peso de casi 900 kilos, convirtiéndolo en el robot más pesado enviado a Marte, y su fuente de energía es un generador termoeléctrico que utiliza plutonio, cuya duración de energía es de hasta 14 años.