Google se niega a regular su buscador pese a las quejas de Trump
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Google se niega a regular su buscador pese a las quejas de Trump

COMPARTIR

···

Google se niega a regular su buscador pese a las quejas de Trump

El presidente de EU señala que el buscador de la firma tiene un sesgo político para mostrar contenido negativo de él, cosa que la firma niega y argumenta que incluso siendo así no haría cambio alguno.

Bloomberg Peter Blumberg
01/11/2018
Actualización 01/11/2018 - 17:57
La tecnológica quiere entrarle al mercado de los mensajes.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los ejecutivos de Google aún no han llegado a Washington para responder a la afirmación del presidente Donald Trump de que el mayor motor de búsqueda del mundo silencia a las voces conservadoras.

El mandatario estadounidense dijo el 28 de agosto que el buscador de Google tiene un sesgo político y que los resultados de búsqueda estaban manipulados para que cunado se buscara información sobre él aparecieran cosas negativas.

Pero el gigante de internet dejó en claro el miércoles pasado que incluso si discriminara según opiniones políticas -algo que niega- no se le puede obligar a cambiar.

No sólo sería un error obligar a una empresa privada a garantizar la libertad de expresión de la manera en que la Constitución prohíbe la censura gubernamental, sino que tendría "consecuencias desastrosas", aseguró Google en un documento a las autoridades judiciales.

"La Primera Enmienda limita adecuadamente la capacidad del Gobierno para censurar el discurso, pero aplicar esas limitaciones a las plataformas privadas por internet socavaría la importante regulación de contenido", dijo la compañía. "Si se somete (a las empresas privadas) a las mismas reglas de la Primera Enmienda que se aplican al Gobierno, YouTube y otros proveedores de servicios perderían gran parte de su capacidad para proteger a sus usuarios contra contenido ofensivo o cuestionable, como la pornografía, el discurso de odio, los ataques personales y la propaganda terrorista".

El argumento de Google de que YouTube no es un "foro público" y, por tanto, no está sujeto a la Primera Enmienda no es nada nuevo. Se basa en una larga historia de fallos de los tribunales estadounidenses.

En el documento, Google insta al Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito a desestimar una demanda de Prager University, un productor sin fines de lucro de videos conservadores sobre temas de asuntos públicos, el cual acusa a la compañía de Alphabet de usar su filtro de edad para restringir ilegalmente el acceso al contenido de Prager.