Tech

Prevén ataques y fraudes sofisticados por internet
a empresas en 2015

Investigadores expusieron los principales problemas de ciberseguridad que pronostican para empresas globales en 2015, como ataques al sector salud, al sector corporativo o tarjetas de crédito, vulnerabilidades que surgirán a partir del código fuente con décadas de antigüedad.
Notimex
23 noviembre 2014 16:30 Última actualización 23 noviembre 2014 16:34
Centro de datos

Centro de datos. (Bloomberg/Archivo)

Anticipar las tendencias de amenazas cibernéticas y defender de ataques innovadores y sofisticados, es la razón por la que investigadores expusieron los principales problemas de ciberseguridad que pronostican para empresas globales en 2015.

De acuerdo con el laboratorio de seguridad cibernética, Websense, el sector salud tendrá un aumento en robo de datos, mediante campañas de ataques y fraudes, debido a la transición que enfrentan de papel a formato digital del registro de pacientes, razón que los hace vulnerables.

En un comunicado, señaló que los ataques al Internet de las cosas (loT) afectará al sector corporativo mediante el control de sus dispositivos conectados a Internet, que les permite moverse dentro de la organización y robar datos valiosos, en tanto que los consumidores estarán menos expuestos.

Por su parte, los ladrones de tarjetas de crédito comenzarán a buscar más datos sobre sus víctimas como expedientes personales, datos geográficos y de conducta, con la finalidad de convertirse en distribuidores de información.

El correo electrónico presenta nuevas técnicas de evasión sofisticadas que ataquen directamente al nivel empresarial, y el acceso a la nube y redes sociales, que van en aumento, permitirán alojar infraestructura de comando y control, confundiendo el tráfico malicioso con el legítimo.

Websense prevé que las nuevas vulnerabilidades surgirán a partir del código fuente con décadas de antigüedad, OpenSSL, Heartbleed y Shellshock.

Además, el ciberespionaje se prevé en naciones que estiman tener una alta tasa de crecimiento económico, mediante “células” que permitan iniciativas ciberterroristas, concluyen los investigadores de Websense.