Tech

Pornografía, la otra vía de ingresos para MercadoLibre

Es tan accesible como entrar al sitio de MercadoLibre, teclear la palabra "adultos" en su buscador y con ello encontrar una variedad de imágenes de desnudos y sexo explícito.
Jair López
06 diciembre 2015 20:41 Última actualización 07 diciembre 2015 8:19
Mercado Libre

Mercado Libre

Para quien cuenta con servicio de internet, es tan accesible como entrar al sitio de MercadoLibre, teclear la palabra “adultos” en su buscador y con ello encontrar una variedad de imágenes de desnudos y sexo explícito.

Esas imágenes son muestra de catálogos de fotografías digitales que están a la venta por 30 o 50 pesos, que van a dar presumiblemente a la protagonista de la escena, quien por esa vía obtiene un ingreso, previo pago de una comisión al intermediario.

Es la sección de Adultos de MercadoLibre, una de las más solicitadas de acuerdo con la firma, que se ha convertido en un mercado de imágenes pornográficas, principalmente de mujeres, que se ofrecen con títulos como ‘Colegialas mexicanas CBTIS’ o ‘Maru, esposa infiel’.

Ignacio Caride, director general de la compañía en México, aseguró que esta categoría cumple con todos los reglamentos, además de que para poder acceder a ella se pregunta antes al usuario si es mayor de 18 años. Es un asunto de confianza, pues con dar un clic cualquiera puede declararse adulto y acceder a las imágenes.

“Los productos que se venden ahí tienen que ser productos legales. Si es algo ilegal, con la denuncia del usuario se da de baja. Esto se trata de la misma forma que se trata si alguien quiere publicar algo en el sitio, no sólo en la parte de adultos”, dijo Caride, cuestionado por EL FINANCIERO.

El portal cuenta con un listado de productos prohibidos dentro del cual se señalan solicitudes u ofertas de artículos con temáticas sexuales prohibidos por la ley, como: prostitución, pedofilia, zoofilia, necrofilia, incesto real y servicios de exhibición por webcam. Mientras que está abierto a la venta de “videos, películas, imágenes o juegos pornográficos o de contenido sexual”.

“En el caso del comercio de productos ubicados bajo la categoría Adultos, hemos establecido medidas adicionales de acceso: en primer lugar, la categoría no aparece en el home de la plataforma y el interesado debe buscarlos directa y específicamente; adicionalmente y como punto central, se requiere que el usuario certifique su mayoría de edad para ingresar a la sección de venta de estos productos”, agregó el equipo jurídico de MercadoLibre en un correo electrónico enviado posterior a la entrevista.

De acuerdo con un miembro de la Policía Cibernética del Distrito Federal consultado por EL FINANCIERO, quien pidió no ser citado, correspondería a la persona que aparece en las fotos levantar una denuncia en caso de que no esté de acuerdo con su comercialización.
“A veces cuando suben fotos de mujeres suele ser por pleitos o de cierta manera se robaron las imágenes para estar molestando. Si la persona involucrada llega a detectar las fotos, ella tiene que levantar la denuncia por el mal uso de la imagen y posteriormente se le pediría a Mercado Libre que dé de baja el anuncio”, explicó.

Quien incurriría en el delito sería la persona que está vendiendo las imágenes y en caso de que se le ubique, el Ministerio Público llevaría el proceso, detalló.

Eric Pérez-Grovas, presidente de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), dijo desconocer si MercadoLibre, que forma parte de la agrupación, esté incurriendo en algún delito por la venta de pornografía.

“Ciertamente no tenemos una política en la AMVO de que no puedan comercializar este tipo de imágenes. No es parte de la AMVO el ser un sensor moral de los afiliados”, comentó Pérez-Grovas.

En una revisión a otros portales, como Linio, eBay, Amazon y Alibaba se comprobó que en lo concerniente a su oferta para adultos, estos se limitan a la comercialización de juguetes sexuales.