Tech

¿Por qué llueve cada vez más?

Los cielos están volcando más y más agua sobre el suelo, independientemente de las condiciones climáticas tradicionales locales, según científicos.
Bloomberg
10 marzo 2016 8:56 Última actualización 10 marzo 2016 8:57
lluvia ciudad (Cuartoscuro/Archivo)

lluvia ciudad (Cuartoscuro/Archivo)

A medida que las temperaturas aumentan, el pronóstico también es de más lluvia. Hablamos de aguaceros, de que llueva a cántaros, o de “lluvia extrema”, como la llaman los científicos.

El promedio total de lluvias y nevadas está subiendo solo moderadamente. Pero las observaciones desde 1951 muestran que los días más húmedos han aumentado cada año su intensidad 1 por ciento a 2 por ciento por década, según un estudio publicado esta semana por la revista Nature Climate Change. Las precipitaciones abundantes están creciendo en zonas tanto húmedas como áridas, una sorprendente conclusión de las investigaciones.

El mantra entre los científicos del clima mantuvo durante años que conforme la humanidad sigue provocando contaminación de carbono, las regiones que reciben mucha lluvia obtendrán más, y los lugares relativamente áridos recibirán incluso menos. Esta es, sin embargo, una proyección global, y la mayor parte de la superficie de la Tierra consiste en océanos. En tiempos más recientes, los científicos se han preguntado si eso será verdad también en tierra.

Los científicos de Australia y Estados Unidos que realizaron el nuevo estudio llegaron a la conclusión de que podría no ser verdad. Los cielos están volcando más y más agua sobre el suelo, independientemente de las condiciones climáticas tradicionales locales.

Los principios básicos del ciclo hídrico de la Tierra son bastante sencillos. Cuando el tiempo es más cálido, no solo el agua se evapora más rápido, sino también el aire puede contener más humedad. Por lo tanto, cuando llegan las tormentas, hay más vapor de agua en la atmósfera, el cual se precipita.

Los lugares ya construidos para soportar fuertes precipitaciones tienen una ventaja sobre sus vecinos de clima más seco, escribieron los autores del estudio, lo que fundamenta su principal sugerencia de políticas: las regiones secas deben implementar nuevas medidas protectoras contra lluvias extremas porque “aun pequeños aumentos de la intensidad de las precipitaciones extremas pueden tener fuertes impactos”.

¿El pronóstico de cambio climático y medidas para protegerse de inundaciones? Nublado, en el mejor de los casos.