Tech

¿Por qué la Inteligencia Artificial es fuerte aliado de la ciberseguridad?

La Seguridad de Redes Basada en la Intención busca ayudar a los sistemas de seguridad a cumplir funciones predictivas y detectar irregularidades en la operación de una compañía de manera autónoma para proteger a la compañía y anticiparse al malware.
Omar Ortega
06 junio 2017 18:37 Última actualización 06 junio 2017 22:5
Inteligencia Artificial (Shutterstock)

Inteligencia Artificial (Shutterstock)

Las estrategias de seguridad de las empresas deben evolucionar como todos los demás ámbitos de la operación, y el machine learning y la inteligencia artificial podrían convertirse en el mejor aliado al respecto.

A decir de Derek Manky, estratega global de seguridad de Fortinet, los dispositivos de seguridad del futuro cercano necesitarán integrar al aprendizaje mecánico para reconocer los cambios e irregularidades en la operación y de manera automática anticipar riesgos, actualizar información, y proteger a la compañía.

“Los dispositivos deben tener la capacidad de monitorear y compartir información crítica y sincronizar sus respuestas para detectar amenazas”, dijo mediante un comunicado.

Y aunque esto puede sonar futurista, existe actualmente una tecnología que ayuda a los sistemas de seguridad a cumplir dichas tareas y funciones de automatización y aprendizaje, llamada Seguridad de Redes Basada en la Intención (IBNS por sus siglas en inglés).

“Esta tecnología provee visibilidad extendida a través del total de la red distribuida y permite que las soluciones integradas de seguridad se adapten de manera automática a los cambios de las configuraciones de la red y cambien las necesidades con una respuesta sincronizada contra amenazas”, explicó Manky.

La intención de integrar esta tecnología y la Inteligencia Artificial a la ciberseguridad, es aislar automáticamente a los dispositivos infectados y deshacerse del malware de manera inmediata y autónoma. De la misma forma, se pretende que los dispositivos se actualizen de manera automática desde y hacia cualquier parte de la red y con la ayuda de la nube, además de detectar vulnerabilidades que se encuentren abiertas para evitar ataques masivos, como el reciente Wanna Cry.

Según Manky, la inteligencia artificial y el machine learning se han vuelto aliados significativos para la ciberseguridad, con aplicaciones prdictivas que ayudan a proteger la red, y el aprendizaje mecánico será reforzado con la introducción de más dispositivos conectados mediante el Internet de las Cosas, un paso que las empresas deben dar de manera gradual para evolucionar y protegerse mejor.