Tech

Por fin llegó la Navidad a la estación espacial; aterriza nave de SpaceX

Un cargamento de provisiones y tardíos regalos de Navidad llegaron finalmente la madrugada de hoy a la Estación Espacial Internacional. El sábado una misión no tripulada de SpaceX fue lanzada con la cápsula Dragon pero el aterrizaje del cohete Falcon 9 en una plataforma en el océano fracasó.
AP
12 enero 2015 11:50 Última actualización 12 enero 2015 12:5
Llega al espacio el cohete Falcon 9, con la cápsula Dragon de la compañía SpaceX

"¡Hurra! Un #dragon viene de visita trayendo regalos", escribió en un tuit desde la estación la astronauta italiana Samantha Cristoforetti. Se empleó un brazo robótico para tomar la cápsula y su preciada carga. (AP)

CABO CAÑAVERAL, Florida.- La nave de abastecimiento de la empresa SpaceX, Dragon, se detuvo en el laboratorio orbital de la Estación Espacial Internacional en la madrugada de hoy lunes, dos días después de despegar de Cabo Cañaveral, en Florida. El comandante de la estación, Butch Wilmore, empleó un brazo robótico para tomar la cápsula y su preciada carga.

Los seis astronautas de la Estación Especial Internacional (EEI) se estaban quedando sin suministros porque la anterior nave que debía hacer el reparto —propiedad de otra empresa— quedó destruida en una explosión durante el despegue en octubre. El lanzamiento de la sonda Dragon se retrasó un mes por problemas con los cohetes.

Wilmore estaba especialmente ansioso por recibir más mostaza. El armario de condimentos de la estación estaba vacío.


El sábado una misión no tripulada de la compañía Space Exploration Technologies fue lanzada con una cápsula de carga para EEI, pero los esfuerzos para que el cohete Falcon 9 aterrizase en una plataforma en el océano fracasaron, aunque la cápsula de carga de éste, Dragon, fue lanzada exitosamente al espacio y llegó hoy en la madrugada a estación.

Buscando reducir el coste de los lanzamientos espaciales, SpaceX esperaba traer el cohete de vuelta a la Tierra y que aterrizara en una plataforma flotante en el océano Atlántico, unos 322 kilómetros de Jacksonville, Florida, al norte del lugar de lanzamiento de la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral. Sin embargo, eso no fue posible debido a que en su descenso la nave se fragmentó.