Tech

Pocos fármacos para enfermedades olvidadas

10 febrero 2014 4:21 Última actualización 26 octubre 2013 11:13

 [No existe tratamiento eficaz contra el chagas, malaria, padecimiento del sueño y la leishmaniasis. / Cuartoscuro] 


 
AP
 
A pesar de cierto progreso, apenas 4% de los nuevos fármacos y vacunas aprobadas entre 2000 y 2011 fueron destinadas a las enfermedades olvidadas, lo que revela un "desequilibrio fatal" en la investigación y desarrollo a favor de pacientes pobres en el mundo, afirmó el sábado una organización activista internacional.
 
De 850 fármacos nuevos desarrollados en el planeta en ese período, sólo 37 fueron destinados a enfermedades olvidadas como la malaria y la tuberculosis, entre otras, afirmó en un comunicado la Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi por sus siglas en inglés), comentarios que basó en un reciente estudio de la revista científica The Lancet Global Health.
 
Entre las llamadas enfermedades olvidadas, el organismo ubicado en Ginebra menciona a 11 diarreicas y otras 19 relacionadas con la pobreza, sin incluir el VIH/sida, que representan una "carga de enfermedad del 11%".
 
Una "mayoría de productos terapéuticos recientemente desarrollados eran versiones reformuladas de fármacos existentes. De los 336 fármacos aprobados entre 2000 y 2011, sólo cuatro, es decir el 1%, estaban destinados a tratar enfermedades olvidadas. Tres fueron para la malaria y uno para enfermedades diarreicas", según la organización.
 
La investigación señala que los ensayos clínicos para las enfermedades olvidadas son muy escasos, tan sólo el 1% de 150,000 experimentos desarrollados hasta 2011. La mayoría de los fármacos en desarrollo son vacunas.
 
No obstante, el texto reconoce que la investigación y desarrollo para las enfermedades olvidadas se aceleró en los últimos 35 años, al pasar de 0.6 y 1.3 nuevos productos por año hasta 1999 a 2.4 productos anuales entre 2000 y 2011, y se pronostica que para 2018 habrá 4.7 nuevos productos por año.
 
"Este continuo desequilibrio fatal en investigación y desarrollo pone en evidencia la necesidad urgente de desarrollar nuevos y revolucionarios tratamientos para los pacientes más necesitados y desatendidos del mundo", afirmó la DNDi.
 
"Aunque se han realizado grandes avances en la última década, aún vemos brechas mortales en los nuevos medicamentos para algunos de los pacientes menos visibles del mundo", dijo Nathalie Strub-Worgaft, directora médica de la organización.
 
Más de un millón de personas, sobre todo pobres, mueren cada año en Latinoamérica debido a que no existe un tratamiento eficaz contra enfermedades olvidadas como el chagas, la malaria, el padecimiento del sueño y la leishmaniasis. La DNDi se enfoca en la investigación y desarrollo de medicinas para muchas de ellas.
 
Según el Ministerio de Salud de Bolivia, entre 900.000 y un millón de personas padecen chagas (10% de la población). La malaria bajó de 30.135 casos en 2000 a 7,415 el año pasado, mientras que anualmente hay 10,500 casos de tuberculosis en el país, agregó.