¿Piensas que los escalofríos son sólo por el invierno?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Piensas que los escalofríos son sólo por el invierno?

COMPARTIR

···
Tech

¿Piensas que los escalofríos son sólo por el invierno?

La piel chinita y los movimientos en tu cuerpo no son sólo por el frío, también se pueden desatar por el estrés, cuando te enfrentas al peligro o a la persona que te gusta. Este indicador aunque te sacude, también te prepara para reaccionar.

Redacción
08/01/2018

La piel chinita y las sacudidas en tu cuerpo no son sólo por el frío de esta temporada, hay un factor más allá de lo que piensas y que muchas veces lo has malinterpretado o ha pasado desapercibido. 

Cuando tu cuerpo percibe que un evento puede ser peligroso, bombea sangre hacia tus brazos y piernas, además disminuye los movimientos estomacales y libera adrenalina o incrementa la dopamina

Todo esto prepara a tu cuerpo para luchar o huir, indica Hugo Sánchez Castillo, académico de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

Ahí es cuando se manifiesta una especie de hormigueo que recorre tu cuerpo y te pone la “piel chinita”, lo que científicamente se llama piloerección y que te hace sacudirte.

El escalofrío (es) esa reacción al estrés saludable, o también al negativo. Por ello, es muy difícil situarlo dentro de un contexto patológico; además, muchas veces es malinterpretado e incluso incomprendido”, puntualizó.

Tu organismo tiene una serie de receptores que reaccionan a la vibración, y cuando generan movilizaciones de energía, contracciones musculares y piloerección, todo en conjunto, dan una estimulación que permite a tu piel detectarla.

“Esta sensación puede darse si el estímulo es positivo o negativo; por ejemplo, cuando vemos a una persona que es atractiva para nosotros, cuando presentamos un examen o cuando nos encontramos en una situación altamente estresante en un callejón oscuro”, destacó.

Los escalofríos son regulados por el sistema nervioso y algunos estudios han tratado de averiguar la importancia de sentirlos ya que no es una reacción primaria de defensa, pero sí un componente que prepara al organismo ante una respuesta global.

,