Tech

París tendrá una nueva torre... y será verde

La contaminación se ha convertido en el mayor desafío de las ciudades y pese a diversas complicaciones, París ha encontrado una solución para hacer frente esta problemática: El Fôret Blanch o bosque blanco.
Redacción
05 noviembre 2017 21:11 Última actualización 05 noviembre 2017 21:18
foret blanche

foret blanche

Los retos de las ciudades han cambiado hoy en día y el foco se debe poner en nuevas problemáticas. La planeación del urbanismo ya no puede ser la que se aplicaba hace unas décadas porque la contaminación se ha convertido en el mayor desafío. 

Ante este panorama, diversas novedades y programas se apropian cada vez más de las pequeñas y grandes urbes, tal es el caso de los autos eléctricos y de la alternativa en transporte como el uso de la bicicleta. 

Una de las maneras más factibles para reducir y hacer frente a la contaminación ya existente es la instalación de zonas verdes o zonas arboladas en centro de la ciudades. Pero existe otro dilema: los espacios. 

Frente a las complicaciones, en París han encontrado una solución que obliga a mirar hacia arriba y se plantean que si no hay espacio para construir en la superficie, siempre existe la opción de utilizar las viviendas, es decir, edificar en vertical.

La firma italiana de Stefano Boeri Architetti, con experiencia en trabajos similares, es la responsable de este proyecto en la Ciudad de las luces.

La compañía ya ha diseñado dos torres en Milán, inauguradas en 2014, que están cubiertas de árboles. En este caso lleva el nombre de Bosco Verticale con una dimensión equivalente a dos hectáreas, el cual cuenta con 711 árboles, cinco mil arbustos de grandes dimensiones y 15 mil plantas. 

Sobre el caso de la capital francesa se construirá el Fôret Blanch o bosque blanco, que persigue la misma filosofía de las torres en Milán. El Fôret Blanch será un edificio de 54 metros de altura y albergará alrededor de dos mil plantas, árboles y arbustos.

El edificio será de madera y tendrá grandes ventanas para que la luz pueda entrar sin complicación alguna. Así, la ventilación del complejo también será adecuada. Está previsto que en los primeros pisos bajos haya comercios, mientras que en los pisos más altos habrá apartamentos de lujo.

El objetivo es que haya en el edificio un buen número de especies vegetales, para que las aves de refugio ayuden a mitigar la contaminación. Es una forma de construir en las ciudades, con el propósito de aliviar las concentraciones de dióxido de carbono.

El diseño del Forêt Blanche será el primer 'bosque vertical francés', el cual será creado en la zona este metropolitana de París, en Villiers sur Marne.

Con información del Foro Económico Mundial*