Tech

Para los viajes de negocios, las empresas recurren a Airbnb

Airbnb, el sitio para reservar viviendas, se ha convertido en el aliado perfecto para los viajeros de negocios que buscan quedarse en un lugar con todas las comodidades de su hogar. 
Matt Krupnick
18 octubre 2014 19:14 Última actualización 19 octubre 2014 5:0
Airbnb se ha convertido en la mejor opción de los viajeros de negocios que buscan un lugar donde quedarse con todas las comodidades de su hogar. (NYT)

Airbnb se ha convertido en la mejor opción de los viajeros de negocios que buscan un lugar donde quedarse con todas las comodidades de su hogar. (NYT)

Ya hace tiempo que Lauren Hauber dejó atrás los días de caminar fatigosamente por el pasillo de un hotel con el balde para hielo. Como un creciente número de viajeros de negocios, Hauber, quien vive en San Francisco, y sus compañeros de trabajo empezaron a quedarse en sitios que atraen a más de estos viajeros.

El servicio les permite – negocios y placer – rentar espacio por periodos cortos. Hauber y dos colegas rentaron un condominio de tres habitaciones en el centro de Austin, Texas, para una conferencia en octubre. El departamento salía menos caro que los hoteles en la zona y tenía otras ventajas, dijo.

“Realmente me gusta tener una cocina”, comentó Hauber, quien trabaja en desarrollo de negocios en Wildlife Works, una firma ambientalista en Mill Valley, California. “Muchas veces, tienen lavadoras y secadoras. No siento que esté perdiendo nada al usar Airbnb”.

Compañías, grandes y pequeñas, cada vez más centradas en los presupuestos, empiezan a ir más allá de los hoteles, a los departamentos y las casas.

“Vemos un crecimiento bastante impactante en el uso que los viajeros de negocios hacen de Airbnb”, comentó Tim MacDonald, un vicepresidente ejecutivo de Concur, la empresa diseñadora de programas informáticos para la administración de gastos y viajes de negocios.

Las compañías que usan el sistema de Concur aumentaron el uso de propiedades de Airbnb en el último año, explicó MacDonald. San Francisco, Nueva York y Austin, así como París y Londres, han sido destinos particularmente populares entre los viajeros de negocios que optan por Airbnb, dijo.

Se ha adoptado el servicio especialmente en San Francisco, donde los índices de ocupación hotelera andan en alrededor de 90 por ciento, comentó Joe D’Alessandro, el presidente y director ejecutivo de la Asociación de Turismo de San Francisco.

Durante las conferencias de tecnología, como Oracle OpenWorld y Macworld, “básicamente, la ciudad está en modo todo lleno”, indicó D’Alessandro.

Antes de Airbnb, agregó, “hubo momentos en los que la ciudad estaba llena y, sencillamente, la gente no podía entrar”.

La tendencia es parte de una creciente dependencia en la denominada economía colaborativa, que también incluye a empresas como el servicio automovilístico Uber y TaskRabbit, donde los clientes pueden encontrar personas que ayuden en los quehaceres cotidianos y otras tareas.

Aunque Airbnb declinó proporcionar el número de viajeros de negocios que utilizan el servicio, al menos 55 compañías están recurriendo al sitio para planear viajes de negocios, explicó Lex Bayer, quien dirige el desarrollo del negocio en Airbnb.

El nuevo portal del negocio excluye, en su mayor parte, los departamentos compartidos y las propiedades más estrafalarias, como embarcaciones y casas en árboles, para dejar casas y departamentos completos, señaló Bayer. El servicio ha resultado ser popular entre los dueños de las propiedades, comentó, en especial porque los viajes de negocios ayudan a llenar sitios vacantes durante la semana.

“Es típico que los viajeros de negocios sean buenos viajeros”, explicó. “A los anfitriones les encanta tenerlos”.

Entre los anfitriones que se han beneficiado está Steve Puryear, quien dijo que hasta dos tercios de los huéspedes en su condominio en Austin – incluida Hauber y sus colegas – fueron viajeros de negocios. Su entrada deja clara sus preferencias: “Perfecto 4 ejecutivos/profesionales”. “Me estaban tocando demasiadas fiestas de solteros y cosas así”, comentó.

“Quería girar hacia los viajeros de negocios. Hay residentes de largo plazo en el edificio y resultan costosas las quejas por el ruido”.

AIRBNB, CON EL CAMINO LIBRE

El principal competidor de Airbnb, HomeAway, no se ha concentrado en los viajes de negocios y no planea hacerlo, dijo Jon Gray, su vicepresidente sénior para América. Los viajes de negocios representan dos por ciento de las reservas de su compañía, expresó.

HomeAway, que opera VRBO y VacationRentals.com, entre otros sitios, está considerando un sitio nuevo centrado en casas en zonas urbanas, notó Gray.

Un incremento en los viajes de negocios podría “ser algo secundario”, dijo. La mayor competición de Airbnb y otros obligará a los hoteles a encontrar formas de hacer que regresen los viajeros de negocios, notó Michael W. McCormick, el director ejecutivo y director general de operaciones en la asociación Global Business Travel.

Por ahora, notó, no sorprende que las empresas estén utilizando el nuevo servicio. “Los viajeros y las compañías siempre están buscando opciones creativas”, añadió McCormick. “Desde esa perspectiva, todos están intrigados”. Como Uber, que está en conflicto con taxistas y reguladores del tránsito en todo el mundo, Airbnb ha batallado con los dueños y ejecutivos de los hoteles en ciudades desde San Francisco hasta Nueva York, así como en Europa, en tanto que los gobiernos tratan de dilucidar como gravar y regular a la economía colaborativa. Mientras tanto, los negocios han empezado a adoptar a Airbnb.

El servicio le ha venido bien a GitHub, una empresa emergente de programas informáticos con sede en San Francisco y alrededor de 150 empleados que trabajan fuera del área de la bahía. Sin Airbnb, muchos de ellos habrían tenido problemas para encontrar habitaciones de hotel durante las conferencias, comentó Brian Doll, un vicepresidente de la empresa. “Hay bastantes reservas en todos los hoteles”, añadió.

“Cualquier cosa que quede va a costar seis veces la tarifa del mercado”.

Las propiedades de Airbnb, que incluyen con frecuencia áreas comunes como salones familiares o comedores, también dan a los empleados más espacio para trabajar que una habitación de hotel, dijo Doll.

“Podemos tener a cuatro o seis personas que viajan a un sitio para trabajar juntos”, comentó. “Las habitaciones de hotel no son adecuadas para eso”. El mercado de los viajes de negocios sigue siendo suficientemente grande, tanto para los hoteles como para Airbnb, dijo McCormick de la asociación Global Business Travel. Muchos viajeros optarán por la conveniencia del servicio a la habitación en lugar de la libertad de una cocina, explicó. “Sí, todos compiten”, agregó. “Pero creo que Airbnb aporta algo diferente a un segmento distinto del mercado”.