Tech

OnePlus One, el smartphone que no cualquiera puede tener

Lo que inició como una estrategia para balancear las ventas con la capacidad de producción de la compañía, se ha convertido en una estrategia de marketing que le ha rendido frutos al fabricante del smartphone. 
Bloomberg
27 noviembre 2014 22:49 Última actualización 27 noviembre 2014 23:46
Para adquirir un OnePlus será necesario recibir una invitación. (Tomada de sitio oficial)

Para adquirir un OnePlus será necesario recibir una invitación. (Tomada de sitio oficial)

Tener un OnePlus One, no es tan fácil como ir a un distribuidor y comprar un iPhone. Para adquirir uno necesitas una invitación. Y para obtener una invitación requieres conocer a alguien que ya lo tenga o competir por la oportunidad de recibir una invitación.


Con un equipo que se creó hace un año con varios integrantes del fabricante de teléfonos Oppo, incluyendo sus fundadores, Carl Pei y Pete Lau, OnePlus ha copiado las jugadas perfectas de los propietarios de clubs nocturnos a nivel mundial: poner una cadena y ver las largas filas. Esta cadena, forrada de terciopelo, es actualmente una herramienta para balancear las ventas con la capacidad de producción que no ha afectado a la marca.

"Nosotros no lo diseñamos para ser una herramienta de marketing, pero ahora vemos que el efecto va bien desde el punto de vista de marketing”, dijo Pei por teléfono desde Shenzhen, sede de su equipo.

El primer producto, un teléfono Android con 64 GB de almacenamiento, comenzó a ser comercializado de forma exclusiva en junio a un precio de 349 dólares. Exclusivamente, por supuesto, para aquellos que contaban con una invitación.

Para este Black Friday, Pei señaló que está lanzando una versión de 16 GB por 299 dólares a nivel mundial.

Una rápida revisión al diseño y uno se puede dar cuenta que las características del dispositivo no son muy diferentes de las que ofrecen smartphones de Samsung, HTC, Xiaomi u otro incluso Oppo: Un procesador Qualcomm Snapdragon, pantalla de 5.5 pulgadas, cámara frontal y trasera.

Lo que diferencia el OnePlus One de otros es el precio accesible y el software, destacó Pei.

Las ventas de este año estarán apenas por debajo de un millón de unidades. Los números no son del tamaño de Apple, pero no está mal para una empresa fundada hace un año, con 300 trabajadores y otras 200 personas más de atención al cliente outsourcing.

OnePlus no es un proyecto de Oppo, dijo Pei, quien trabajó en esa compañía durante un año. Es sólo el trabajo de 15 empleados fundadores que vinieron de Oppo, muchos de los mismos inversionistas de Oppo, y que se fabrica en una de las fábicas de Oppo como parte de un contrato, agregó.

De acuerdo con los fundadores, actualmente están en conversaciones con inversionistas de Silicon Valley para una segunda ronda de financiamiento que probablemente se concrete a finales de este año, además de estar explorando otros fabricantes para lograr un contrato alterno de producción, pues señalaron, Oppo se está quedando sin capacidad para dar servicio a OnePlus.

Además la línea de producción se expandirá con uno o dos dispositivos más el próximo año y con la idea de incursionar en los wearables, señaló Pei.