Tech

Nuevas apps combaten tráfico de personas y mano de obra esclava

La última tendencia en tecnología es el empleo de ésta para combatir males como el tráfico de personas y la esclavitud; por ello, diversos organismos han creado una competencia para desarrollar las mejores soluciones que ayuden a su erradicación.
Bloomberg
22 diciembre 2015 18:59 Última actualización 22 diciembre 2015 18:59
trafico de personas

Asociación para la Libertad ha creado una competencia denominada “Repensar las cadenas de oferta". (Bloomberg)

Al haber más de 1 millón de aplicaciones en las tiendas de Apple y Android, sería fácil asumir que nos acercamos al límite de los desarrolladores en cuanto a capacidad de nuevas creaciones. Sería un error.

El último ejemplo es el de las aplicaciones destinadas a combatir el tráfico de personas. Sí, existen, y surgen más a medida que los emprendedores sociales intentan usar la tecnología para combatir lo que consideran las fuerzas del mal.

Un grupo de organismos gubernamentales y fundaciones privadas llamado Asociación para la Libertad ha creado una competencia denominada “Repensar las cadenas de oferta”. El nombre no es muy seductor, pero lo que concita atención es el premio de 500 mil dólares que se otorgará a las mejores soluciones tecnológicas para combatir el uso de mano de obra esclava. Los finalistas se darán a conocer el mes próximo.

La competencia seleccionará cinco finalistas el mes próximo y otorgará 20 mil dólares a cada uno para la creación de un prototipo. En abril se dará a conocer al vencedor.

1
 

 

trabajo infantil

La generación de conciencia entre las compañías globales respecto de los abusos laborales y las nuevas leyes que exigen medidas para garantizar las prácticas laborales justas en el conjunto de las cadenas de oferta da impulso a un nuevo sector de tecnologías que contribuyen al cumplimiento de esas normas. La competencia también tiene por objeto atraer a los innovadores que trabajan en tecnologías relacionadas, dijo Catherine Chen, directora a cargo de inversiones de Humanity United, uno de los pilares clave de la competencia.

“Se han abordado problemas análogos en muchas instancias”, dijo Chen. “Podría tratarse de minerales conflictivos, de determinar la fuente de infecciones por E. coli, de dinero móvil, pagos digitales, todo ese tipo de cosas. Queremos que la comunidad de solucionadores de problemas se concentre en este desafío específico y que vea que hay muchas oportunidades”.

Humanity United es una organización de bienestar social que crearon en 2005 Pam y Pierre Omidvar, el fundador de eBay Inc. También apoyan la competencia la Righteous Persons Foundation de Steven Spielberg y la iniciativa 10,000 Women de Goldman Sachs Group Inc.

LaborVoices, un emprendimiento de Sunnyvale, California, participará en la competencia con una aplicación que permite a los trabajadores denunciar abusos de forma simple y anónima mediante una aplicación para teléfonos inteligentes que se activa por voz.

Ya existen aplicaciones que ayudan a los consumidores a tomar conciencia del alcance del tráfico de personas. Made in a Free World, por ejemplo, creó la aplicación Slavery Footprint, que genera estimaciones de la dependencia de una persona del trabajo esclavo sobre la base de datos de tráfico de personas y porcentajes de abuso laboral por parte de compañías manufactureras y proveedoras.

Justin Dillon, el máximo responsable ejecutivo de Made in a Free World, no vacila en decirle a la gente que, a pesar de todos sus esfuerzos, su forma de vida exige 47 trabajadores esclavos, una cifra que está decidido a llevar a cero. “Eso es lo que me impulsa”, dice.