Tech

Nueva MacBook, delgada y brillante

Quizá la presentación de la nueva MacBook no hizo tanto eco como el Apple Watch; sin embargo, el nuevo ordenador de Apple podría ser un paso adelante si se toman en cuenta innovaciones como ligereza, diseño, teclado y el hecho de liberarse de los cables.
Bloomberg
09 abril 2015 13:1 Última actualización 10 abril 2015 9:27
Módulo Especial MacBook

Módulo Especial MacBook

Quizá no es un lanzamiento que acapare tantos reflectores, pero la nueva MacBook es algo a lo que Apple ha dado empuje. Se eliminan la mayoría de los cables con conectividad inalámbrica, ofrece imágenes nítidas, y es un campo de pruebas para las nuevas tecnologías interactivas. La nueva MacBook es la visión que tiene Apple sobre el futuro de los ordenadores portátiles. 

Lo primero que llamará la atención de la nueva MacBook es su tamaño y ligereza, además de su poderosa pantalla retina.

El lanzamiento de Apple es la primera MacBook portátil y ligera con pantalla retina, la  cual es absolutamente brillante con una resolución de 2304 x 1440 es imposible que se vea un pixel. 

El nuevo lanzamiento de Apple es casi 30 por ciento más delgado que el MacBook Pro, y extremadamente ligero, un gran ventaja cuando se tiene que llevar en la bolsa o bajo el brazo; sin embargo, lo hace incómodo a la hora de trabajar en el regazo, pues no es estable y se tienen que apretar las rodillas para que no caiga. 

En cuanto a batería, la nueva MacBook tiene una duración de unas 8 horas, lo cual no es tan malo si se toma en cuenta el tamaño del dispositivo y que se tiene que alimentar una pantalla densa y brillante. Pese a ello, es importante no olvidar el cargador en casa, pues las cosas se pueden poner difíciles después de las 5 de la tarde. 

UN PUERTO PARA TODOS

Además de esbelta, la nueva MacBook tiene una sorprendente falta de aberturas. A la derecha sólo hay un puerto para audífonos y la izquierda una abertura ovalada llamada USB-C, un puerto único que actúa como fuente de poder y conector para el hardware periférico. 

El puerto USB-C, que es superior en casi todos los sentidos al USB 3, podría eventualmente ser estándar, pero por ahora usan los complicados adaptadores para USB y tarjetas SD. El detalle es que Apple cuenta con que los archivos se muevan a través de la nube o por medio del streaming. Algo que todavía no es posible. 

La nueva MacBook podría ayudar a marcar el comienzo de la era sin cables, pero será un dolor en el ínterin. Considere la eliminación de la unidad de disco óptico en la MacBook Air original. ¿Cuándo fue la última vez que quería cargar un disco en su computadora portátil?

El adaptador de corriente a USB-C más pequeño es un cambio positivo, aunque la desaparición de un conector MagSafe es frustrante. La conexión USB-C es firme e incluso un poco difícil desconectar.

El teclado es todavía de tamaño completo, pero utiliza un nuevo tipo de clave, además de que cuenta con mecanismos en forma de mariposa para eliminar el movimiento que a veces se produce al golpear el borde de una tecla. Las techas son extremadamente bajas, la primera vez que las usas sientes como si fuera una pantalla táctil, cuesta tiempo adaptarse. 

Apple también agregó un sensor de presión para el MacBook, con un motor similar al que usa Apple Watch, que hace una pequeña vibración para hacer el efecto de un clic.

El MacBook no es para todos. La pantalla retina es hermosa, pero la potencia de procesamiento podría ser mejor utilizado en otros lugares. Además, si haces mucha edición de fotos o realizas múltiples tareas, te darás cuenta de un cierto retraso y nerviosismo. Incluso el desplazamiento rápido en páginas web típicas produce un retraso notable y tartamudeo en comparación con un MacBook Air estándar. 

El MacBook viene en los mismos tres colores que el iPhone y el iPad: plata, gris espacio y oro, un guiño al nuevo amor de Apple por los gadgets personalizados y diferenciados. En oro, la nueva MacBook se ve diferente a cualquier otro portátil que Apple haya hecho antes.

Con el nuevo teclado y las demás innovaciones físicas en cuanto a diseño, además de la reducción en el tamaño de componentes internos
el MacBook se siente como un siguiente paso importante en la evolución de los ordenadores portátiles.

Sin embargo, no es para todos. Si lo que buscas es un dispositivo con estilo, una pantalla brillante, además de portabilidad, sin importar tanto el consumo de energía, es un equipo perfecto.

El MacBook sale a la venta 10 de abril y tiene un precio de mil 299 dólares.