Tech

No eras tú... él asegura que al cerebro no le gustan los salones de clase

Para este empresario tailandés, el método que se utiliza de manera convencional para preparar a los niños y jóvenes para la vida laboral es anticuado ya que estar dentro de un salón por horas entorpece el desarrollo de habilidades en el cerebro.
Redacción
01 septiembre 2017 13:26 Última actualización 01 septiembre 2017 13:26
Salón de clases. (Especial)

Salón de clases. (Especial)

Las personas se preparan durante muchos años de su vida para que, al crecer, puedan obtener un buen trabajo, pero el método podría no ser el óptimo.

Yuchun Lee, CEO de Allego, -startup dedicada al aprendizaje en ventas- considera que hay otras formas para desarrollar las habilidades que se requieren en lugar de repetir información en la cabeza con la intención de memorizar.

Lee, según sus investigaciones, indica que está científicamente comprobado que el cerebro no trabaja a la misma velocidad en un salón de clases que con juegos y dinámicas.

“Nos hemos preparado con un método anticuado”, indica mediante un artículo publicado en la revista INC. “La mejor manera de aprender es entender cómo trabaja el cerebro”.

El tailandés indica que el ser humano no trabaja adecuadamente sentado en un salón de clases saturándose con horas y horas de información. “Las personas aprenden si les das ‘bocados’ de información y lo repites de manera paulatina alternando juegos y dinámicas en los que utilicen el conocimiento y compitan entre sí”.

Las habilidades para los negocios y la creación de empresas de Lee no únicamente se dieron en la escuela. El joven que obtuvo títulos simultáneos de licenciatura y maestría en ingeniería eléctrica e informática en el MIT fundó su compañía en un equipo de Blackjack. El riesgo a perder y la posibilidad de ganar dentro de un casino, fueron vitales para su desarrollo.

“Estuve en el equipo de Blackjack del MIT por seis años. El dinero que haces es fenomenal, puedes ganar o perder miles de dólares en minutos, así que aprendí a tener una relación muy estable con el riesgo”, indica.