Tech

Nintendo apunta a mercados emergentes

Tras el fracaso de la Wii U, la compañía de videojuegos planea expandirse desarrollando para mercados específicos consolas diferentes a las que fabrica actualmente y que comercializa a nivel mundial.
Bloomberg
08 mayo 2014 18:46 Última actualización 08 mayo 2014 18:46
Módulo especial Nintendo

Módulo especial Nintendo

Nintendo, la compañía de videojuegos japonesa que lucha por conquistar más consumidores con su última generación de consolas, planea expandirse en los mercados emergentes con nuevos dispositivos a partir del próximo año.

La compañía con sede en Kyoto desarrollará consolas completamente nuevas para los mercados emergentes en lugar de vender versiones más baratas de los dispositivos existentes, como la Wii U, dijo el presidente, Satoru Iwata.

Nintendo también tiene previsto impulsar el uso de sus personajes emblemáticos, como Mario, ofreciendo figuritas que permitan la transferencia de información de juego entre los dispositivos a través de la tecnología inalámbrica NFC.


Nintendo se ha resistido a llevar sus juegos a los teléfonos inteligentes, ya que no ve una forma sostenible de hacer dinero en un negocio con estos ciclos de auge y caída, afirmó Iwata, quien ha sido presidente desde 2002.

Desarrollar productos específicamente para los mercados emergentes es un cambio para la empresa, que hasta ahora ha vendido los mismos productos a nivel mundial.

"Queremos hacer cosas nuevas, con nuevas formas de pensar en lugar de una versión más barata de lo que tenemos actualmente", aseguró Iwata en Tokio. "El balance entre precio y producto se debe hacer partiendo de cero".

China levantó recientemente una prohibición de 13 años en la venta de consolas de videojuegos, y Microsoft introducirá la Xbox One en ese mercado en septiembre.

La industria de los videojuegos en China generará alrededor de 10 mil millones en ventas el próximo año, de acuerdo con PricewaterhouseCoopers LLP.

GANAR OTRA VIDA

Iwata está luchando por revivir a Nintendo después del fracaso de su Wii U, que no ha logrado cumplir con los objetivos de ventas en medio de un cambio de los jugadores ocasionales a los teléfonos inteligentes y de los jugadores aficionados a las nuevas consolas de Sony y Microsoft.

El hombre de 54 años de edad se convirtió en una estrella tras el éxito de la Wii original y la videoconsola portátil DS, pero ha tenido problemas para avanzar a otro nivel.

Las acciones de Nintendo han caído un 76 por ciento desde el 29 de junio de 2007, cuando Apple lanzó el primer iPhone.