Tech

NASA confirma que sonda Voyager 1 entró en el espacio interestelar

10 febrero 2014 4:37 Última actualización 12 septiembre 2013 18:44

[Sonda espacial Voyager 1, lanzada por la NASA hace 36 años/Reuters] 


Reuters
 
EU .- Los científicos han estado debatiendo durante más de un año si la sonda espacial Voyager 1, lanzada por la NASA hace 36 años, había abandonado el sistema solar para convertirse en el primer objeto construido por el hombre en alcanzar el espacio interestelar.
 
Y gracias a una casualidad, ahora saben que definitivamente lo ha hecho.
 
"Lo conseguimos", dijo el jueves a periodistas el principal científico del Voyager, Edward Stone, del Instituto Tecnológico de California.
 
La prueba definitiva llegó por casualidad, cuando un par de llamaradas solares esparcieron partículas cargadas en dirección al Voyager en el 2011 y 2012. Las partículas tardaron un año en alcanzar la nave, ofreciendo información que podría ser empleada para determinar la densidad del plasma en la posición de la nave Voyager.
 
Extrapolando las mediciones, los científicos creen que la Voyager salió en realidad del Sistema Solar en agosto de 2012.
 
Ese verano, la nave comunicó por radio otra pieza clave de información, que muestra un gran aumento en el número de rayos cósmicos galácticos de fuera del sistema solar y la correspondiente disminución de partículas que emanan del sol.
 
El Voyager 1, ahora a 21 mil millones de kilómetros de la Tierra, no consiguió realizar la medida directamente pues su medidor de plasma dejó de funcionar hace 30 años.
 
"Esto ha sido básicamente una suerte de regalo del sol", dijo Stone.
 
Los científicos se habían mostrado reacios a concluir el año pasado que la Voyager llegó al espacio interestelar, ya que todavía estaba recogiendo medidas del campo magnético que eran muy similares al campo magnético del sol.
 
Existe otra sonda, la Voyager 2, que se dirige hacia afuera del sistema solar en otra dirección, pero todavía demoraría de cinco a siete años en alcanzar el espacio interestelar, dijo Donald Gurnett, un veterano científico del Voyager en la Universidad de Iowa.
 
"Estamos en un entorno realmente extraño", dijo el físico Gary Zank, de la Universidad de Alabama. "Lo que el Voyager descubrirá realmente supera la imaginación".
 
Las dos sondas Voyager fueron lanzadas en 1977 para estudiar los planetas exteriores en un proyecto liderado por el astrónomo Carl Sagan, que murió en 1996.