Musk nombra al 'desconocido' Jerome Guillen como presidente automotriz de Tesla
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Musk nombra al 'desconocido' Jerome Guillen como presidente automotriz de Tesla

COMPARTIR

···

Musk nombra al 'desconocido' Jerome Guillen como presidente automotriz de Tesla

Guillen ya tiene trayectoria en la empresa y está detrás de uno de los lanzamientos más importantes de la compañía: el Tesla Model 3.

Bloomberg Por Dana Hull
10/09/2018
Actualización 10/09/2018 - 11:48
Jerome Guillen.

Fuera de Tesla, Jerome Guillen es un nombre poco conocido.

Pero para algunos de los clientes más antiguos e incondicionales que compraron los primeros sedanes Model S, es una persona con gran capacidad resolutiva que está obteniendo la promoción que se merece, y el máximo ejecutivo, Elon Musk, está recibiendo la ayuda que necesita desesperadamente.

El viernes, Musk anunció que Guillen, el cerebro detrás de la línea de ensamblaje del Model 3 que se instaló contra todo pronóstico en una carpa afuera de la fábrica de autos de la empresa, había sido ascendido al nuevo cargo de presidente automotriz. Guillen no es muy conocido fuera de la fábrica de automóviles y se creía que tenía pocas posibilidades para este nombramiento.

Esta línea de ensamblaje fue crucial para que la compañía finalmente lograra alcanzar su meta de producción este verano, una hazaña que se desvaneció de los titulares en gran parte debido a las cuestionables excentricidades de Musk.

Casi un mes después de iniciar públicamente una efímera iniciativa de dejar de cotizar Tesla en la bolsa, fumó mariguana con un comediante en un podcast transmitido en vivo.

Guillen, de 46 años, es un experto ejecutivo multitarea que ha demostrado ser capaz de operar a la velocidad vertiginosa que exige su jefe.

Algunos inversionistas han pedido al fabricante de automóviles que encuentre un asesor para Musk como Gwynne Shotwell, el director de operaciones que lo ayuda a dirigir Space Exploration (SpaceX), para que el máximo ejecutivo pueda recuperarse de un difícil período que ha planteado dudas sobre su bienestar.

"Jerome es genial", escribió Musk en un correo electrónico a Bloomberg News, semanas antes de que anunciara la promoción. "Ha marcado una gran diferencia para Tesla muchas veces".

Tesla podría usar a Guillen para marcar la diferencia y recuperarse de un período caótico que ha hecho que sus acciones caigan para cerrar la semana pasada en su nivel más bajo desde el 2 de abril.

Guillen ingresó a Tesla en otoño de 2010 como director del programa del Model S, el innovador vehículo eléctrico de la empresa que sentó las bases para el modelo hibrido X y el Model 3 de mercado masivo que siguió.

Para algunos de los primeros clientes que compraron el Model S, Guillen se convirtió en la persona a la que recurrir mientras la empresa luchaba con crecientes problemas.

Tesla carecía de suficientes centros de ventas y servicios, lo que significaba que la compañía entregaba los automóviles eléctricos nuevos directamente a las casas de las personas.

Fue un proceso que funcionó bien durante los primeros cientos de entregas en California, pero se convirtió en un gran dolor de cabeza logístico una vez que los clientes en los puntos más remotos del país quedaron esperando. Musk agregó las áreas de ventas, servicio y entregas a la cartera de Guillen.

Andrew Wolfe de Los Gatos, California, compró un Model S en el otoño de 2012 y se reunió con Guillen en una junta de propietarios de Tesla en Fremont, donde la compañía tiene su fábrica.

Wolfe comenzó a mandar correos electrónicos periódicamente a Guillen, dándole sugerencias tales como en qué sector de Silicon Valley el fabricante de automóviles debería considerar la apertura de centros de servicio adicionales.

También transmitió sus molestias, como la falta de un vehículo de préstamo de la automotriz.

Wolfe todavía tiene los correos electrónicos en los que Guillen respondió con cortesía y agradecimiento por los comentarios.

"Jerome ha existido por mucho tiempo y Elon confía plenamente en él", mencionó Wolfe el domingo en una entrevista telefónica. "Él tiene una historia de ser el tipo al que envían para lidiar con cosas que van mal".

Tesla ha tenido problemas con la rotación de ejecutivos durante años, en parte debido a que Musk es un jefe exigente y el ritmo de trabajo es intenso, incluso para los estándares de Silicon Valley.

Guillen se ausentó por varios meses de la compañía en 2015, pero regresó en 2016 para dirigir el programa de camiones Semi.

Poco después del regreso de Guillen, Musk alabó su trayectoria en la división de camiones de Daimler, donde supervisó el desarrollo del semirremolque de servicio pesado Cascadia.

Cuando Tesla presentó por primera vez el Semi en una fiesta nocturna en noviembre de 2017, Guillen habló brevemente en el escenario antes de que Musk llegara con los camiones y se robara la atención con el inesperado Roadster de próxima generación. La automotriz ha dicho que el Semi se comenzará a producir en 2019, pero aún no ha anunciado dónde se fabricará.

El ascenso de Guillen fue anunciado el viernes junto con una serie de otros cambios de personal, después de que las acciones de Tesla cayeran por las consecuencias del consumo de mariguana de Musk y el éxodo de otros dos ejecutivos importantes.

El gerente de contabilidad, Dave Morton, dio a conocer la semana pasada que renunciaba a menos de un mes de haber asumido el cargo y la compañía también perdió a su jefe de recursos humanos.