Tech

Moderno radiotelescopio chileno explora el Universo

12 febrero 2014 4:57 Última actualización 10 marzo 2013 10:41

 [Bloomberg] El aparato de 66 antenas es capaz de realizar hasta 17,000 billones de operaciones por segundo. 


 
Notimex

San Pedro de Atacama.- Un total de 66 antenas de alta precisión, ubicadas en el norte chileno y a 5,000 metros de altura, conforman el proyecto astronómico Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) para explorar el Universo.
 
El proyecto se ubica en la Región de Antofagasta, 1,700 kilómetros al norte de Santiago, en el llano de Chajnantor, donde fueron emplazadas las antenas cuyo funcionamiento conjunto para desentrañar el misterio de la vida es posible gracias a un "supercomputador".
 
Este aparato, considerado uno de los más grandes y veloces del mundo y ubicado a unos kilómetros de Chajnantor, es capaz de realizar hasta 17,000 billones de operaciones por segundo gracias a sus más de 134,000,000 de procesadores.
 
Las instalaciones de ALMA serán inauguradas el próximo miércoles por el presidente chileno Sebastián Piñera, en un acto que se realizará en el Centro de Apoyo a las Operaciones del proyecto, distante a 50 kilómetros de esta localidad altiplánica chilena.
 
La particularidad de las antenas, que tienen entre 7 y 12 metros de diámetro cada una, es que son orientables y transportables, lo que permite configurarlas en Chajnantor en extensiones que van entre 150 metros, donde casi se tocan entre sí, y 14 kilómetros.
 
Los gestores del proyecto astronómico escogieron este lugar del Desierto de Atacama, el más árido del mundo, debido a sus particulares condiciones de clima, las cuales permiten captar con baja interferencia las ondas de radio provenientes del Universo.
 
De acuerdo con datos oficiales, hacia 2020 Chile tendrá el 70% de la observación astronómica del mundo gracias a los limpios cielos y la atmósfera seca del norte de este país, donde se ubican importantes observatorios astronómicos ópticos.
 
El proyecto ALMA, que comenzó a funcionar el año pasado, permite con sus antenas móviles captar longitudes de onda milimétricas y submilimétricas para investigar la historia cósmica del Universo e intentar confirmar la génesis primaria de éste y de la vida.