Tech

Millennials ponen
a prueba a Tinder,
no quieren pagar
apps de citas

La generación Millennials no está dispuesta a desembolsar su dinero por aplicaciones de citas, que llegan a costar entre 30 y 40 dólares mensuales, prefieren las gratuitas, las cuales aseguran son igual de buenas, mientras estás apps luchan por convencerlos. 
Bloomberg
25 febrero 2015 16:2 Última actualización 25 febrero 2015 17:40
Tinder App. (Tomada de Twitter oficial)

Tinder App. (Tomada de Twitter oficial)

Paul Eggler tiene tres aplicaciones de citas gratuitas en su smartphone y aún no ha encontrado pareja.

Pese a ello, el joven de 28 años, que está cursando una maestría en ciencias de la computación en la Universidad de Washington en St. Louis, no está dispuesto a pagar más funciones o un servicio premium de búsqueda de pareja que le daría más oportunidades.

“¿Por qué gastar 20 dólares mensuales cuando las gratuitas son bastante buenas?”, dijo Eggler, que busca pareja en Tinder Inc., Hinge Inc. y Coffee Meets Bagel Inc.

En tanto Tinder lanza nuevos servicios el mes que viene, como la posibilidad de deshacer la pasada de dedo que indica interés en una posible pareja o no, se ha largado la carrera para convencer a los usuarios como Eggler de desprenderse de su dinero. Esto ocurre en un momento en que los jóvenes solteros recurren menos a EHarmony Inc. y otros sitios web de citas tradicionales, que pueden costar de 30 a 40 dólares mensuales y suelen apuntar a una población de más edad. Está en juego una parte de una industria con ventas anuales de más de 2 mil millones de dólares, según IBISWorld.

“En este momento, todas las miradas están puestas en Tinder”, dijo Mark Brooks, analista y asesor de sitios web de citas. “Ellos marcarán la pauta de la monetización”.

Tinder, con sede en West Hollywood, California, está probando Tinder Plus, que también permite buscar pareja en todo el mundo, pagando distintos precios de hasta 20 dólares mensuales de acuerdo con las funciones.

Tinder es parte de IAC/InteractiveCorp, el holding de Barry Diller de sitios web y aplicaciones de citas como Match, OkCupid y HowAboutMe. Sam Yagan, máximo responsable ejecutivo a cargo de la división de personales de IAC, dijo que todo marchará bien aun cuando la adopción de Tinder Plus no sea generalizada.

“La gran mayoría de las personas decidirá no usarlo”, señaló Yagan. “Estamos en los primeros pasos de la monetización. Estamos tratando de ver qué funciones les gustan a los usuarios”.

Tinder podría obtener ingresos de 45 millones de dólares en 2015, calcula Oppenheimer Co. Eso podría dificultarle a IAC alcanzar su objetivo de que Tinder genere 75 millones de dólares anuales en ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización.

“Los números indicarían que la empresa ve que los usuarios en general están contentos”, dijo Jason Helfstein, analista de Oppenheimer. “La compañía ahora se siente suficientemente confiada como para pedir que se le pague por determinadas funciones”.

Entre los desafíos que enfrenta Tinder también se cuentan resolver una demanda por acoso sexual presentada por una ejecutiva y el dilema de todas las aplicaciones o servicios de citas: la formación de una pareja significa la pérdida de un cliente que pagaba. Cuando los usuarios encuentran pareja, ya no necesitan el servicio, por lo menos hasta que vuelvan a estar solos. Esto se complica cuando la aplicación comienza como servicio gratuito.