Tech

Mexicano usa nanotecnología
para detectar cáncer

En los últimos seis años, el nanotecnólogo mexicano Víctor Serdio ha desarrollado un sensor que permite ubicar proteínas
relacionadas con el cáncer de manera individual, lo que acelera
y brinda un diagnóstico de la enfermedad de forma más certera.
Jair Lopez
05 octubre 2015 23:47 Última actualización 06 octubre 2015 4:55
Víctor Serdio

El sensor fabricado por Víctor Serdio permite ubicar proteínas vinculadas al cáncer. (EF)

El nanotecnólogo mexicano Víctor Serdio asegura haber dado un paso importante en la detección de una de las enfermedades más mortales a nivel mundial: el cáncer.

“En los últimos seis años desarrollé una tecnología para crear nanoestructuras muy simples con la capacidad de producirse en masa. Busqué alguna aplicación para la que pueda servir esta tecnología de nanofabricación. Y es ahí donde vino la idea de utilizar estas técnicas para biosensores que permitan detectar moléculas pequeñas”, señaló Serdio en entrevista.

El sensor fabricado por Serdio, quien actualmente se encuentra llevando a cabo su investigación en el Instituto Tecnológico de Tokio, permite ubicar proteínas relacionadas con el cáncer de manera individual, lo que acelera y brinda un diagnóstico de la enfermedad de forma más certera.

Los biosensores que componen al chip están fabricados para detectar la proteína ErbB2, asociada al cáncer de mama, sin embargo entre más biosensores se añadan al chip, se podría identificar una mayor cantidad de proteínas.

Desarrollé una tecnología para crear nano-estructuras muy simples con la capacidad de producirse en masa


El objetivo de Serdio es llevar esta tecnología al usuario final, a través de un dispositivo similar a los que ya existen en el mercado para medir la glucosa de las personas con diabetes.

El investigador mexicano dijo que su desarrollo, a diferencia de los competidores, que aplican el mismo principio para detectar dichas moléculas, está muy avanzado, pues mientras su competencia necesita varias proteínas, apenas puede detectar algunas variaciones eléctricas, cuando en su caso, con una sola proteína se puede detectar la alteración.

“Los sensores son capaces de detectar lo que pasa con sólo una proteína. Esa es nuestra principal ventaja”, dijo Serdio
El especialista refirió que los sistemas de detección de proteínas y otros procesos, como radiografías, sólo dan pistas de la probabilidad de padecer cáncer.

Sobre la certeza de su desarrollo, Serdio prefirió no dar un porcentaje pues dijo que se encuentra en una etapa temprana de investigación, aunque aseguró que es más certero que los procesos actuales.

En las pruebas realizadas por el científico mexicano se logró tener resultados satisfactorios, sin embargo, reconoció que las pruebas se han hecho con muestras refinadas de sangre y el objetivo es que con una gota de sangre sin previo tratamiento se detecte el cáncer.
“Si pones una gota de sangre sobre el sensor, la certeza es un poco más baja, por eso es que queremos implementar un pequeño sistema microfluídico para tratar la muestra, antes de ponerla a interactuar con los sensores”, señaló.

Serdio y un socio se encuentran en pláticas para cerrar una ronda de financiamiento por alrededor de 1 o 2 millones de dólares que serían destinados a contratar a más personas y acelerar la investigación.
En una serie A, el mexicano buscaría recursos por 20 millones de dólares para llevar su desarrollo a una etapa comercial.

“Por el potencial de nuestro desarrollo no tenemos problemas por los recursos. Prevemos que el chip sea comercializado para el 2017”, estimó.