Tech

Ley CISPA amenaza la privacidad de los internautas

12 febrero 2014 5:9 Última actualización 19 abril 2013 18:4

   [Bloomberg] Si es aprobada, permitiría al gobierno de EU accesar a la información privada de los internautas.    


 
Jair López
 
La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el 18 de abril (ayer jueves), la controversial ley CISPA, la cual obligaría a las empresas privadas de tecnología, como Facebook, Twitter, Google entre otras, a entregar la información de sus usuarios en el caso de que se registre un ataque cibernético.
 
La votación de la Cámara registró un aumento de quienes la apoyan, en comparación al año pasado en la que fueron 248 votos a favor y 168 en contra. Esta vez registró 288 votos a favor, 127 en contra y 17 abstenciones.
 

¿Pero cuál es el problema?
 
CISPA o también conocida como la ley 'Big Brother' fue promovida por el republicano Mike Rogers, y ha llamado la atención de los internautas debido a que permitirá que  el gobierno de Estados Unidos tenga  acceso a la información privada de los usuarios de internet de aquel país, en cualquier momento.
 
El periódico británico The Guardian, ya la calificó como "el peor ataque en el Internet abierto desde el Stop Online Piracy Act infame (Sopa)", un proyecto de ley que buscaba censurar en 2012, todos los documentos en línea; habrá que recordar que Sopa murió como consecuencia de una oposición generalizada a principios del año pasado.
 
Al momento, ya son varios las organizaciones, académicos, e incluso el mismo presidente Barack Obama, que han manifestado su desacuerdo con los términos de CISPA, quien incluso asegura que la podría vetar.
 
Lo curioso es que este hecho ocurrió justamente cuando el país enfrenta problemas que logran llamar la atención de los ciudadanos --los ataques en el maratón de Bostón, las explosiones en Texas o la entrega de un sobre sospechoso a Obama--, dejando en segundo plano las acciones que llevan a cabo las principales fuerzas políticas de Estados Unidos.
 
La siguiente parada de CISPA es el Senado de Estados Unidos, lugar en el que se modificará y se discutirá para su aprobación.
 
 
Con información de The Guardian y PC Magazine.