Tech

Le llevan lo que quiera a donde lo pida

Tacos, pagos, dinero en efectivo o cualquier cosa que necesite, lo llevan por un 10 por ciento del valor del producto. Con Rappi, la aplicación que desarrollaron estos colombianos, son capaces de resolver los caprichos, antojos y casi cualquier encargo.
Jair López
24 julio 2016 20:28 Última actualización 25 julio 2016 4:55
Los pedidos, ingresos y nuevos usuarios de la plataforma crecen entre 15 y 20 por ciento, desde su lanzamiento en diciembre de 2015. (Especial)

Los pedidos, ingresos y nuevos usuarios de la plataforma crecen entre 15 y 20 por ciento, desde su lanzamiento en diciembre de 2015. (Especial)

Sebastián Mejía, Simón Borrero, Felipe Villamarín y Guillermo Plaza son cuatro colombianos que le llevan hasta la puerta de su casa u oficina lo que quiera, desde tacos, hasta pagar sus cuentas.

Con Rappi, la aplicación que desarrollaron, son capaces de resolver los caprichos, antojos y casi cualquier encargo de las personas que laboran o viven en cinco zonas de la Ciudad de México donde abundan las oficinas: Del Valle, Polanco, Roma, Condesa y Santa Fe.

“Estas zonas que estamos atacando son aquellas que tienen el balance entre residencial y oficinas. Es muy importante para nosotros tener una operación con pedidos todo el día. Es muy importante que el usuario pueda pedir en la oficina, pero también en su casa”, dijo Villamarín, CEO de Rappi.

La aplicación cuenta con algunos restaurantes y otros negocios asociados, donde los clientes pueden realizar pedidos, pero también integra una función con la que el usuario puede ordenar todo lo que se le antoje, siempre que sea legal.

“Nos dimos cuenta que la logística resulta ser muy mala. Generamos una excelente experiencia de compra, pero llega en cuatro horas. Empezamos a hacer un experimento y lo que hicimos fue montar la mejor interfaz para solicitar algo, con la mejor logística haciéndolo nosotros mismos”, agregó.

De acuerdo con el emprendedor, los pedidos pueden llegar entre 5 y 15 minutos, dependiendo el número de productos. La firma cuenta con un algoritmo que permite solicitar el pedido al Rappitendero o repartidor con la mejor ubicación.

El modelo de negocio se basa en cobrar un 10 por ciento extra del costo del ‘antojo’, pero si se trata de un producto de los negocios afiliados, ellos pagan la comisión.

La plataforma ofrece también otros servicios, como disponer de dinero en efectivo. Por ejemplo, si el usuario necesita 100 pesos, los puede solicitar a través de la plataforma y se cobran a la tarjeta que registró el cliente.

Los pedidos, ingresos y nuevos usuarios de la plataforma crecen entre 15 y 20 por ciento, desde su lanzamiento en diciembre de 2015.

Los Rappitenderos cuentan con un esquema de pago que depende del tiempo y pedidos que trabajen, señaló Villamarín.