Tech

La reproducción ya es posible en el espacio

Aunque la dosis cotidiana de radiaciones en la Estación Espacial Internacional es cinco veces mayor a la de la tierra, el profesor Teruhiko Wakayama logró reproducir ratones en buen estado de salud a partir de un esperma congelado durante nueve meses.
AFP
22 mayo 2017 23:47 Última actualización 23 mayo 2017 4:55
Plan espacial chino. Shutterstock

Plan espacial chino. Shutterstock

La reproducción en el espacio podría ser posible algún día, según científicos japoneses que lograron hacer concebir ratones en buen estado de salud a partir de esperma congelado almacenado durante nueve meses en la Estación Espacial Internacional (EEI).

Estos resultados podrían tener consecuencias importantes para el establecimiento, en el futuro, de “probables” colonias humanas en el espacio.

Es la primera vez que un experimento de este tipo es llevado a cabo sobre mamíferos, precisó el profesor Teruhiko Wakayama, un biólogo de la universidad japonesa de Yamanashi, en Kofu, que condujo estos trabajos. La dosis cotidiana de radiaciones a bordo de la EEI es casi cien veces más grande que en la Tierra, lo que representa una amenaza para la reproducción.

El esperma de 12 ratones permaneció congelado en la ISS durante 288 días. Wakayama almacenó a su vez en su laboratorio esperma proveniente de los mismos ratones y a la misma temperatura.

Cuando las muestras fueron trasladadas desde la EEI, fueron examinadas para determinar si había signos de alteración del ADN resultante de las radiaciones recibidas en el espacio. El esperma expuesto a las radiaciones cósmicas contenía más ADN fragmentado que el que había permanecido en la Tierra. Pero ese esperma fertilizó óvulos in vitro, que dieron vida a 73 crías con buena salud. El estudio sugiere que las alteraciones sufridas por el ADN del esperma en el espacio fueron reparadas tras la fertilización sin tener efectos nocivos.

Estos resultados constituyen una buena noticia para todos los astronautas que han permanecido largos periodos en la EEI y desean convertirse en padres a su retorno a la Tierra, señalan los investigadores.