Tech

La letra del correo electrónico puede estar arruinando tu vida

El correo electrónico ocupa gran volumen de tiempo en la oficina, por lo que es de gran importancia utilizar una tipografía idónea para no convertirse en un dolor de cabeza de nuestros destinatarios. 
Bloomberg
28 julio 2015 13:8 Última actualización 28 julio 2015 17:9
Inbox, de Google

Inbox, de Google. (Bloomberg)

Bueno, tal vez no tu vida. Pero seguramente sí tu reputación con la gente de buen gusto.

Helvética, la letra favorita de última moda para las marcas y los fanáticos de la tipografía, es la configuración de letra básica en el Apple Mail. Gmail opta por Arial, una letra que un diseñador definió como “el hijo bastardo y feo” de Helvética. Si el navegador no es compatible con Arial, Gmail utiliza a cambio Helvética.

Aunque amada por los fanáticos del diseño por su neutralidad, la uniformidad de Helvética y la ausencia de un espaciado consistente hacen que resulte difícil de leer en fragmentos grandes de texto. “Tiene las letras muy juntas”, dijo Nadine Chahine, diseñadora de tipografía en Monotype. “Es demasiado abigarrada", dijo. 

Arial, al igual que Helvética, tiene lo que los diseñadores tipográficos denominan formas de letras “ambiguas” que dificultan analizar muchas palabras en una hilera. “Si pensamos en b, d, p, y q, son formas de letras que todos los niños confunden. Son formas especulares entre sí”, dijo el diseñador tipográfico Bruno Maag. “Esa característica se ve acentuada en un tipo de letra como Arial, donde las formas son literalmente figuras en espejo”.

En Arial, la b y la d se reflejan y el espacio entre h y e en Helvética es levemente más grande que entre la t y la i. Quizá parezcan matices, pero ambas hacen que las palabras resulten más difíciles de leer cuando están envasadas en largos tramos de texto y leemos una gran cantidad de correo electrónico.

Y eso es lo que hacemos. Los estadounidenses en actividad pasan casi un tercio de la semana laboral chequeando y leyendo correo electrónico. En una semana de 40 horas, eso representa más de 11 horas semanales leyendo comunicaciones online en tipos de letras que no les están haciendo ningún favor a sus ojos.

Los “clientes” de correo electrónico –los programas que se usan para chequear el correo electrónico, como Gmail, Apple Mail y Outlook- tienden a preferir las tipografías sans serif, donde las letras no tienen trazos terminales, como Helvética, Arial, y Calibri, la letra por defecto de Microsoft Outlook. (Gmail, Outlook y Apple Mail son los tres clientes más populares del correo electrónico de escritorio, según constató un estudio que abarcó más de mil millones de correos electrónicos.)

La clave de una buena tipografía es la legibilidad, una combinación de velocidad, comprensión, comodidad y una suerte de aceptación emocional de la letra. La forma que éstas tienen, los espacios entre ellas y los espacios en el interior de las letras propiamente dichas determinan la facilidad de lectura.

“Cuando leemos, no leemos letra por letra”, dijo José Scaglione, que diseñó Literata, la letra personalizada para los libros de Google Play. “Reconocemos un grupo de letras y reconocemos la interacción que existe entre el blanco y el negro”.

Bookerly, la nueva tipografía diseñada por Maag para Kindle, es un tipo ‘serif’, que muchos consideran mejor para leer bloques largos de texto, aunque hay mucha discusión e investigación en conflicto sobre sus méritos con respecto a ‘sans’, su contraparte. “La forma de cada tipo es totalmente única”, dijo Maag refiriéndose a Bookerly. “Crea una forma de palabra armónica y variada”. Según testeos internos realizados por Amazon, Bookerly se lee un 2 por ciento mejor que letras anteriores en cuanto a velocidad, comprensión y aceptación emocional, dijo Maag.

Literata se diseñó con los mismos principios en mente. Los diseñadores alargaron los ascendentes y descendentes, la parte de arriba de la d y el final de la p, por ejemplo, para mejorar el reconocimiento de las palabras. Asimismo, hicieron los caracteres un poco más anchos.

Aunque la rutina diaria requiera constantemente el cernir un correo electrónico que es tan largo cómo una novela, interactuamos con la comunicación digital de manera distinta de como lo hacemos con los libros e, idealmente, las fuentes deberían reflejar dicha variación de experiencias.

Bookerly fue diseñada para la lectura sostenida de un solo documento y toma en cuenta la fatiga. Para el correo electrónico, generalmente escaneamos un par de párrafos. Tener letras con un espacio amplio y consistente es más importante para la lectura rápida, dijeron los diseñadores entrevistados. Una fuente serif también facilitará la distinción entre letras.

Aún el día de hoy, los usuarios no tienen que subyugar sus ojos ante las formas embotadas de Helvetica o Arial. Las preferencias de Gmail ofrecen seis fuentes adicionales y la personalización del grosor de las letras. Apple Mail tiene aún más opciones.

De hecho, cualquiera que sepa algo de las fuentes cambia los ajustes. Para su propia experiencia con el correo electrónico, a Maag le gusta Verdana (sans serif) o Georgia (serif), ya que ambas tienen formas más "abiertas" que Helvetica y Arial. Verdana, como podrás ver, tiene un mayor espaciado entre las letras y es más parejo. A Scaglione también le gusta Georgia. Chahine tiene afinidad por Calibri y Verdana. Leonidas usaba Verdana, pero con las pantallas HD utiliza una fuente llamada Input.

VERDANA ES MEJOR PARA LOS CORREOS

Tal vez es momento para que los clientes de correo electrónico cambien sus ajustes predeterminados. "Yo sí creo que las organizaciones pueden mejorar vidas especificando mejores fuentes, lo cual, por supuesto, tiene un efecto en tus correos electrónicos,” dijo Maag.

Mejor aún, ¿qué tal darle Bookerly a la gente para sus correos? “En teoría, sí. Una sola fuente para leer correos electrónicos es factible,” dice Scaglione. Soñar no cuesta nada.

Todas las notas TECH
¿Por qué las ballenas crecieron tanto? Esto dicen los científicos
Apple trabaja en un chip que alimente Inteligencia Artificial a dispositivos
La odisea ciclista de Branson en Italia
Él es el mexicano que Zuckerberg destacó en Harvard y ésta es la razón
Millonario quiere dar la vuelta al mundo con avión solar ¡y sin escalas!
'The next big thing' para Samsung: fármacos hechos con células
Slim quiere reemplazar los taxis de la CDMX por coches eléctricos
Ciclones se agitan en los polos de Júpiter
Google, el nuevo desafío para los reclutadores de Europa
Amazon abre su primera librería en Nueva York
Crece el miedo a otro WannaCry
Autoridades piden acceso a mensajes cifrados de redes sociales por terrorismo
Waze quiere que compartas tu auto
Microsoft asegura que esta es la pluma digital más precisa del mercado
Este robot mexicano busca hacer las tareas del campo más sencillas
Xbox tendrá su 'Netflix' de videojuegos
Google quiere ayudar a crear estrategias de marketing inteligentes
Microsoft desarrolló edición más segura de Windows 10 pero... es para China
Axtel impulsará a estos seis emprendedores (y dos son mexicanos)
Jeff Bezos dona un millón de dólares a ONG de defensa de la prensa
4 apps para viajar por el mundo... sin temor
¿Por qué las empresas de servicio al cliente no sobrevivirán sin IA?
Google quiere alcanzar a Amazon para ‘platicar’ contigo
Uber admite que pagó menos a conductores en NY; los compensará con 900 dls
Requisitos para prestar servicio de Uber son constitucionales: SCJN