Tech

La cartera que evitará
que te quedes sin batería

Carry On, startup mexicana fundada por Iván Ortega y Lorena Cevallos, ofrece una cartera para mujeres que también funciona como cargador para celulares con sistema Android o iOS con capacidad de dos cargas.
Jair López
29 marzo 2015 19:51 Última actualización 30 marzo 2015 12:28
Carry On

La startup tiene cinco modelos, todos son compatibles con iPhone y Android. (Eladio Ortiz)

Iván Ortega y Lorena Cevallos son un par de emprendedores que fundaron Carry On, una startup mexicana que está combinando la moda con la tecnología, para crear una cartera para mujeres con la capacidad de funcionar también como cargador para celular.

El target (clientes objetivo), dice Cevallos, son las mujeres que tienen una vida activa, que pasan mucho tiempo fuera, que su smartphone resulta ser su principal herramienta de trabajo y que no quieren perder el estilo.

“La necesidad era mía, yo soy padre del target al que estamos atacando. Y no es una necesidad que sólo tengo yo, más mujeres la tienen”, mencionó la startupera.

El wearable, que constituye la primera fase de desarrollo, incluye una batería capaz de brindarle hasta dos recargas al smartphone.

“La cartera cuenta con una pila amigable con los textiles, además no hay ninguna interferencia en tarjetas de crédito”, destacó Ortega.

Actualmente, la startup tiene cinco modelos disponibles, todos compatibles para recargar móviles Android o iPhones en sus diferentes versiones.

Pese a que el wearable apenas se encuentra en preventa, los creadores ya contemplan una segunda fase que incluiría tecnologías más modernas, que permitirían que la cartera se cargara de forma inalámbrica.

Ortega proyecta que esta segunda versión de las carteras esté lista para la temporada decembrina.

Dentro de los planes a futuro de la compañía está la búsqueda de recursos por cerca de 300 mil pesos que le permitirían acelerar el proyecto. También contemplan participar en la convocatoria de aceleramiento que organiza el campus de incubación Startup México.

Los creadores de este wearable proyectan hacer una primera entrega de al menos 50 dispositivos, los cuales tendrían un precio de entre mil 500 y 2 mil pesos.

EQUIPO HETEROGÉNEO

Carry On, que forma parte de la primera generación de startups que se graduaron de Startup México, se considera una empresa diversa. Ortega estudió finanzas y cibernética, mientras que Cevallos, mercadotecnia.

“Somos un equipo heterogéneo pero nos completamos muy bien. Lorena es creativa, va más hacia lo estético, yo voy más hacia lo numérico; ahí hay un match muy importante”, comentó Iván Ortega.

“Siempre tuve la idea de tener un negocio, de hacer algo, pero no había alguna cosa que me llamara la atención. Viendo esto y este ecosistema tuvo todo el sentido poder hacer las cosas. Yo estoy fascinada”, señaló Cevallos.

La semana pasada, 30 empresas se graduaron de Startup México, un campus de emprendimiento y aceleración ubicado en el Distrito Federal, que les da mentorías y educación.