Tech

La app china de música que busca ser la nueva Facebook

Fundada en Shanghái hace dos años, Musical.ly es una aplicación que se ha convertido en un éxito entre los adolescentes de Estados Unidos, con 40 millones de usuarios que crean, comparten y descubren videos.
Bloomberg
31 octubre 2016 19:53 Última actualización 01 noviembre 2016 5:0
Musical.ly será una potencial amenaza para la base de usuarios de Facebook, dicen los analistas. (Foto: Shutterstock)

Musical.ly será una potencial amenaza para la base de usuarios de Facebook, dicen los analistas. (Foto: Shutterstock)

Bridget Kelly se enteró de la existencia de Musical.ly en una pijamada y quedó enganchada. En poco tiempo, la joven de 12 años de edad de Moraga, California, y sus amigos estaban usando la aplicación para hacer videos musicales de 15 segundos mostrando sus habilidades en el canto o con playback.

Después de la escuela, ensayan coreografías para su próximo video musical y para cantar “a dúo” con sus celebridades favoritas.

Kelly es una de los más de 100 millones de “musers” de todo el mundo que crean, comparten y descuben videos en Musical.ly.

En cuestión de minutos, los usuarios pueden filtrar, editar y transmitir videoclips de sus canciones favoritas y navegar a través de los millones de videos.

Fundada en Shanghai hace dos años, la aplicación se ha disparado entre los preadolescentes de Estados Unidos, y ha atraído a celebridades como Selena Gómez y Ariana Grande, e incluso ha creado estrellas de Musical.ly con millones de seguidores.

En el camino, ha atraído la atención de Wall Street y Silicon Valley. La compañía ha recaudado más de 100 millones de dólares, está valorada en 500 millones dólares y cuenta con el apoyo de DCM Ventures, GGV de Capital y Greylock Partners.


Los analistas han señalado a Musical.ly como una potencial amenaza para la base de usuarios de Facebook mientras que el propio Mark Zuckerberg la calificó como una nueva e “interesante” plataforma social en la línea de Snapchat.

Sin embargo, y como muchos fenómenos del mundo del móvil antes que ella, Musical.ly ya está experimentando los límites de sus atractivos.

Aunque unos 40 millones de personas utilizan la aplicación cada mes, muchos no la visitan cada día.

Los inversores utilizan la ratio entre los usuarios diarios activos y los usuarios mensuales diarios para estimar el éxito de una aplicación. Una ratio del 50 por ciento significa que el usuario medio utiliza la aplicación durante 15 días de los 30 del mes. Pero, según un análisis de datos de Google Play y Apple iOS, el usuario medio de Musical.ly visita la aplicación solo tres de cada 30 días.

Kelly sirve como ejemplo. Desde que descubrió la app hace seis meses, ella y sus amigas han ido usando Musical.ly menos cada vez.

La compañía sostiene que el usuario medio entra unas 10 veces al mes.

El cofundador de Musical.ly Alex Zhu, de 37 años, es consciente de la necesidad de trascender los cambiantes gustos de los preadolescentes estadounidenses para sobrevivir a largo plazo.

En junio, él y su equipo lanzaron Live.ly, una aplicación de streaming en directo que ya ha atraído a 11.5 millones de usuarios.

Tras haber pasado un tiempo tanto en Silicon Valley como en China, Zhu cree estar en la situación perfecta para ver venir las innovaciones procedentes de ambos lados del mundo y escoger las mejores.

En redes sociales, opina, “o te conviertes en una gran plataforma generalista como Instagram o Snapchat, o mueres. No hay término medio. Creo que Musical.ly puede convertirse en una red social generalista”.

En última instancia Zhu quiere llegar a ser más como Facebook o WeChat de China, que como Spotify, Slack, Uber, PayPal, Yelp y Periscop y mucho más, todo en uno.

La gente usa WeChat para conversar con las empresas y los amigos, para transmitir en vivo, pagar el alquiler, invertir y o cortarse el pelo.

Jeremy Liew, socio de Lightspeed Venture Partners, primer inversor institucional de Snapchat, se ha reunido con decenas de nuevas empresas que aspiran a ser el WeChat de América.

"Es como el gran plan de cada adolescente de convertirse en un jugador de la NBA y no todo el mundo tiene éxito", dice. "Es una cosa muy difícil de hacer. puede que ya exista la WeChat de América. Podría ser Snapchat o el mensajero de Facebook. Eso es una cosa difícil de aspirar".

Zhu, que se formó como ingeniero civil, se metió en el juego de alta tecnología en 2000 cuando se unió a China Pages, que creó sitios web y fue la primera empresa iniciada por el fundador de Alibaba, Jack Ma.
Zhu pasó la mayor parte de su carrera en el gigante alemán del software SAP.

Siempre había tenido un interés en la educación y a principios de 2013, Zhu y un antiguo colega, Luyu Yang, fundaron una empresa llamada Cicada Education.

La idea era fomentar una comunidad similar a Twitter, donde los expertos crean mini cursos sobre cualquier tema a través de teléfonos inteligentes.

Cuando la aplicación no logró despegar, el equipo se decidió por un sistema que permitiría a las personas a crear y compartir videos.

Durante su viaje diario al trabajo mientras trabaja para SAP, Zhu había observado el autobús lleno de chicos en edad preescolar escuchar música, grabar vídeos móviles y compartirlos en las redes sociales. Zhu supuso que una aplicación que combinara los tres elementos sería popular entre los niños de todo el mundo.

En mayo de 2014, Zhu y Yang fue extendiendo versiones en chino y en inglés de Musical.ly.

Ellos descubrieron rápidamente que la aplicación estaba recibiendo poca o ninguna tracción en su mercado doméstico, pero estaba despegando en los Estados Unidos.

En retrospectiva, los fundadores no se sorprenden. En China, los niños gastan sus tiempo en estudiar para los exámenes y tienen poco tiempo para disfrutar de su estrella de pop.

En Estados Unidos, los niños tienen mucho más tiempo libre. Así Zhu y Yang cerraron la aplicación china para centrarse en los Estados Unidos.

El crecimiento fue lento al principio, con cerca de 500 descargas diarias. El único rayo de esperanza era que casi tres cuartas partes de los usuarios estaban regresando por segundo día consecutivo.

Es evidente que hay algo pegajoso sobre la aplicación. Las personas estaban compartiendo sus videos Musical.ly en las redes sociales, pero no había manera de que los seguidores de los usuarios conozcan la aplicación detrás de las creaciones. Fue sólo cuando el equipo de Zhu añadió el logo Musical.ly a los videos compartidos que las descargas se dispararon las descargas.

La aplicación ya ha creado las estrellas con gran seguimiento. Una prueba de ello es Jacob Sartorius. United Talent Agency, la firma que representa a algunas de las celebridades más grandes del mundo, firmó Sartorius durante el verano, haciendo de él su primer cliente cuya plataforma principal es Musical.ly.