Tech

Israel se alza como 'hub' tecnológico automotriz

Los grandes fabricantes automotrices están invirtiendo y adquiriendo empresas tecnológicas de Israel, que en el la industria de los automóviles cuenta con alrededor de 350 startups.
Bloomberg
14 marzo 2017 23:51 Última actualización 15 marzo 2017 4:55
(facebook.com/Mobileye)

(facebook.com/Mobileye)

El ascenso de Israel como centro de tecnología automotriz obtuvo un voto de confianza el lunes cuando Intel anunció que pagará 15 mil millones de dólares por Mobileye NV, un fabricante de chips y software para autos sin conductor con sede en Jerusalén.

Será la adquisición más grande de una empresa de tecnología israelí y sigue una serie de acuerdos y asociaciones firmados en los últimos años por grandes empresas de tecnología y automóviles.

"El acuerdo demuestra de manera dramática que nuestra visión se está haciendo realidad. Israel se está convirtiendo en un centro tecnológico mundial, no sólo en el ciber, sino también en el sector automovilístico", dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu en un mensaje de texto.

Grandes fabricantes de automóviles han hecho inversiones en Israel. Ford Motor adquirió la empresa informática SAIPS AC en agosto y BMW invirtió en la aplicación de transporte Moovit en 2015. Daimler y General Motors también han abierto centros de investigación y desarrollo en el país.

Antes del acuerdo de Mobileye, el mayor acuerdo tecnológico del país había sido la venta de la compañía de fibra óptica Chromatis Networks a Lucent en 2000 por 4.7 mil millones de dólares.

Los fundadores de Mobileye Ziv Aviram, quien también es el presidente ejecutivo, y el presidente Amnon Shashua, compartirán alrededor de mil millones tras la venta, según datos compilados por Bloomberg a partir del 31 de diciembre. Shmuel Harlap, el accionista más grande, ganará mil millones de dólares, según proyecciones de Bloomberg.

El director general de la oficina del primer ministro, Eli Groner, dijo que el sector tecnológico de autonomía podría impulsar el crecimiento económico en un 50 por ciento.

1
 

 

(facebook.com/Mobileye)


POR LA VÍA RÁPIDA

Israel no es famoso por su industria automovilística, sin embargo, se está beneficiando ahora de este sector conforme se centra cada vez más en el software en lugar de hardware.

En Israel, el sector de la tecnología automotriz cuenta actualmente con 350 startups, según el monitor de la industria IVC Research Center, y tiene el potencial, de acuerdo con Groner, de crecer más que el sector de ciberseguridad, que atrajo el 15 por ciento del capital global recaudado por el sector en 2016, según Start-Up Nation Central, un grupo que promueve las empresas emergentes de Israel.

Argus Cyber Security, con sede en Tel Aviv, anunció en enero una asociación con Qualcomm Technologies para proteger a los coches de los piratas informáticos. Otonomo, una plataforma de datos que informa a los usuarios cuándo dejar de conducir debido a un mal funcionamiento y puede llamar a los servicios de emergencia cuando hay un accidente, está trabajando con nueve fabricantes de automóviles, incluyendo Daimler. Aquarius Engines, que ha diseñado y desarrollado un motor para generar energía eléctrica, está trabajando con Peugeot y otras tres compañías de automóviles.

Gal Fridman, presidente y director de marketing de Aquarius Engines, dijo que el acuerdo con Intel "definitivamente nos hace la vida más fácil".
"Valida la capacidad de Israel en tecnología en la industria del automóvil, tradicionalmente estadounidense y alemana y no en absoluto israelí", dijo Fridman. "Mobileye nos ha ayudado dramáticamente a abrir más la puerta a esta industria".


PENURIAS EN AUMENTO

El sector autónomo se está expandiendo incluso cuando el sector tecnológico de Israel sufre dolores para crecimiento. Aunque la industria tecnológica del país creció más rápido que el producto interno bruto casi cada año entre 1998 y 2009, en los cinco años siguientes sólo superó el crecimiento nacional una sola vez, en 2012. El Ministerio de Finanzas reconoció en un informe el año pasado que la industria que alimentó la economía de Israel durante las últimas dos décadas se ha estancado.

Mobileye también ha tenido sus problemas. El año pasado, la fabricante de automóviles eléctricos de Elon Musk, Tesla, dejó de usar los sistemas de Mobileye y las dos compañías discutieron públicamente sobre la ruptura.

Después de que se anunciara la adquisición de Mobileye, Netanyahu y el ministro de Finanzas, Moshe Kahlon, que han reducido impuestos corporativos, anunciaron que considerarían recortes adicionales.
"Consideramos este acuerdo como una indicación de que cuanto más atractivo sea Israel para los inversionistas extranjeros, más ingresos tributarios generaremos", dijo Groner en una entrevista telefónica.

Las exenciones fiscales ya forman parte del programa del gobierno para alentar a las compañías tecnológicas mundiales a hacer más investigación y desarrollo en Israel.

"El acuerdo aumentará la atención y el financiamiento para el ya naciente grupo israelí de nuevas empresas de tecnología de conducción autónoma de próxima generación", dijo Jon Medved, fundador de OurCrowd, una plataforma de crowdfunding con sede en Jerusalén.