Tech

Industria tecnológica de México se beneficia de postura antimigrante en EU

Empresas como Facebook, Amazon y Oracle están abriendo nuevas oficinas en México, luego de la postura antiinmigración del gobierno de Trump, quien decidió dejar que el programa para "dreamers" expire.
Reuters
17 octubre 2017 15:50 Última actualización 17 octubre 2017 18:7
Etiquetas
Millennials

(Especial)

Amazon, Facebook y otras compañías tecnológicas de Estados Unidos están expandiendo sus operaciones al sur de la frontera, mientras México trabaja para capitalizar la postura antiinmigración del gobierno del presidente Donald Trump.

Desde comienzos de año, Amazon.com ha abierto una nueva oficina de ingeniería en Ciudad de México, mientras que Facebook se ha asociado con grupos locales para desarrollar talento técnico en la región.

Oracle planea expandir sus oficinas en Jalisco, dijeron funcionarios locales, lo que posiblemente se traducirá en la llegada de cientos de empleos.

En Guadalajara, la capital de Jalisco, un nuevo grupo dedicado a reclutar emprendimientos espera tener 10 nuevas compañías en la región a fines de año, y hay otras 60 en proceso.

Y el propietario preferido para muchos emprendimientos, el gigante de oficinas compartidas WeWork, dijo que abrió cinco locaciones y ahora atiende a 6 mil trabajadores desde su debut en Ciudad de México en septiembre pasado.

Los esfuerzos de Trump por reducir la inmigración a su país, incluidas las nuevas restricciones a las visas H-1B para trabajadores calificados, a las que muchas empresas de tecnología apelan para atraer talento extranjero, han llevado a países como China y Canadá a reclutar trabajadores técnicos y emprendimientos que podrían haber encontrado una base en Estados Unidos.

Para México hay una urgencia adicional: más de 600 mil inmigrantes de origen mexicano están actualmente cubiertos por el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que ofrece protección contra la deportación de inmigrantes ilegales llegados a Estados Unidos cuando eran niños.

Estas personas, conocidas como "dreamers" ("soñadores"), podrían tener que buscar pronto trabajo en el extranjero por la decisión tomada en septiembre por el gobierno de Trump de dejar que DACA expire.

"Esto puede ser un buen aterrizaje suave para las personas que están increíblemente bien preparadas y pueden aprovechar la oportunidad de construir su sueño americano de vuelta en México", dijo Bismarck Lepe, director ejecutivo de Wizeline, una firma de tecnología de San Francisco con 260 empleados en Ciudad de México y Guadalajara.

Wizeline ha invitado a los "dreamers", que ahora podrían enfrentar la deportación, a solicitar empleos que les permitirían trabajar en México por un año antes de obtener la visa necesaria para regresar a Estados Unidos.

Asimismo, la firma planea usar las visas L1 y TN, la última de las cuales está cubierta por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que permite a los ciudadanos de Canadá y México trabajar en Estados Unidos con fines comerciales.

Sin duda, aún no está claro si el beneficio para la industria tecnológica de México será profundo o duradero. El destino de los "dreamers" sigue siendo incierto, ya que el Congreso estadounidense aún puede aprobar una legislación que dé continuidad al programa.

Las estadísticas del Gobierno mexicano no han mostrado hasta ahora un repunte en los carnets de residencia temporal otorgados a los trabajadores extranjeros, lo que sugiere que la mayoría de los posibles solicitantes de visa H-1B de Estados Unidos aún no miran hacia el sur.

Fórmula sencilla

No obstante, el sector tecnológico de México ha estado creando empleos a un ritmo saludable en los últimos años y todos los indicios apuntan a la fortaleza continua.

El crecimiento del empleo en el sector de software este año en las tres áreas metropolitanas más grandes de México: Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, alcanzó un 8.8, un 7 y un 10 por ciento, respectivamente, según datos de LinkedIn. Eso está por encima del respectivo crecimiento anual de un 6.8, un 4.6 y un 6.8 por ciento en el 2016, dijo LinkedIn a Reuters.

"Donde hay una fuerte presencia de ingeniería y oportunidad, en algún momento tiene más sentido ir al mercado mismo y establecer una oficina allí", dijo Steve McPherson, gerente senior de desarrollo de software para Amazon.com. La compañía no ha revelado el tamaño de su equipo técnico en México, pero McPherson dijo que está contratando agresivamente.

Facebook, por su parte, lanzó tres programas este año en la capital mexicana, incluida una sociedad con Dev.F, una academia de codificación local.

Estos programas son la base para una posible expansión tecnológica en México por parte de la red social más grande del mundo, dijo Manuel "Eme" Morato, cofundador de Dev.F. Facebook ahora tiene cerca de 100 empleados en México.

En Guadalajara, StartupGDL, una organización local sin ánimos de lucro, lanzó un programa a principios de este año para atraer a la región nuevas empresas tecnológicas con alto potencial de crecimiento.

La fórmula es sencilla: las universidades de Jalisco gradúan entre 7 mil y 8 mil ingenieros por año. El costo de vida y los salarios son bajos en comparación con Silicon Valley. Guadalajara ofrece vuelos directos al área de la Bahía de San Francisco y tiene apenas dos horas de diferencia con California.

Por todas estas razones, la inmigración a México es fácil para los trabajadores de tecnología.

En lo que va del 2017, cinco empresas extranjeras han abierto oficinas en Guadalajara, según StartupGDL, y la organización espera entre tres y cinco más para fin de año.

"Busco personas enfocadas en la misión, y vi mucho allí", dijo Pat Calhoun, director ejecutivo de Espressive, una firma de tecnología de Santa Clara, California, que abrió una oficina en Guadalajara en marzo.

Pablo Lemus, alcalde de Zapopan, una ciudad de Jalisco que alberga compañías como Oracle y el fabricante de productos electrónicos Flex, estima que entre 40 y 50 nuevas empresas podrían abrir oficinas en la ciudad este año y el próximo.

Oportunidad para "dreamers"

Algunas compañías se enfocan específicamente en reclutar a los "dreamers".

"Son personas altamente capacitadas, bilingües en la mayoría de los casos, que tienen una experiencia muy valiosa", dijo Luis Aguirre, vicepresidente de relaciones gubernamentales para el fabricante de componentes electrónicos Sanmina, que tiene una gran presencia en Jalisco. "Estaremos ganando un gran 'pool' de talento".

Zapopan ha comenzado una campaña para atraer a los "dreamers", colocando folletos en los consulados mexicanos en Estados Unidos, dijo Lemus, el alcalde.

El empleo en el sector tecnológico en Jalisco ha aumentado de manera constante en los últimos años y se proyecta que llegue a 115 mil puestos de trabajo en 2017, frente a 105 mil en 2015, dijo Jaime Reyes, secretario de innovación, ciencia y tecnología del estado.

El estado se empezará a capitalizar aún más a medida que la ofensiva antiinmigración de Trump sobre fuerza, dijo a Reuters el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, a pesar de que algunas compañías de tecnología mantienen en silencio sus planes en el delicado clima político de Estados Unidos.

Las empresas fuera de Estados Unidos están tratando de aprovechar los cambios al programa de visa H-1B, que se ha convertido en una ruta mucho más lenta y engorrosa para obtener un permiso de trabajo. Este año, las solicitudes disminuyeron por primera vez en cinco años.

Satyen Timbadia, un indio que posee una empresa mediana de tercerización de TI en México, dijo que las restricciones a la visa H-1B influyeron en su decisión de expandir un centro de ingeniería y diseño planificado en Guadalajara, que tendrá capacidad para entre 250 y 300 trabajadores.

"Trump ha hecho una sola cosa: hacer la vida más fácil para nosotros", dijo Timbadia, CEO de Daksha Consulting.

Para Wizeline, uno de los beneficios clave de operar en México ha sido la capacidad de atraer y reubicar a los trabajadores extranjeros. Desde que abrió sus oficinas en 2014, la compañía ha contratado a trabajadores de Francia, India, China y otros países.

En agosto, Wizeline reubicó al ingeniero de software egipcio Kareem Salah, de 22 años. Salah pudo mudarse a México desde Egipto apenas un mes después de graduarse de la universidad en El Cairo y obtener una oferta de trabajo de Wizeline. "Fue extremadamente fácil", dijo Salah.