Tech

Impide esquizofrenia una vida normal: especialista

10 febrero 2014 4:11 Última actualización 22 septiembre 2013 20:20

 [Cuando manifiestan síntomas agudos, tienden a delirar, alucinar, hablar solos y se conducen fuera de larealidad / Cuartoscuro] 


 
Notimex
 
Las alucinaciones, delirios o ideas extrañas, forman parte de un trastorno multifactorial de origen biológico de una persona esquizofrénica, las cuales, de no atenderse, les impedirían formar una vida en pareja, socializar adecuadamente o permanecer en los trabajos.

La especialista en psiquiatría de niños y adolescentes de la Unidad Médica de Alta Especialidad No. 22 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Flora López Alvarado, señaló que cuando los síntomas no son agudos, pueden pasar desapercibidos, de lo contrario, estas personas no llevarían una vida normal.

Detalló que existe un tipo de esquizofrenia que se desarrolla a temprana edad y puede aparecer en la adolescencia desde los 14 hasta los 17 años, en tanto que, la esquizofrenia paranoide se puede presentar en adultos incluso hasta los 30 años.

Expuso que las personas con esquizofrenia tienden a ser retraídas, poco sociables, tienen falta de emotividad, pensamientos de ser perseguidos, conductas extrañas que van en aumento y cuando estas personas manifiestan síntomas más agudos, tienden a delirar, alucinar, hablar solos y se conducen fuera de larealidad.
 
Indicó que estos trastornos pueden ser heredados de padres a hijos y en caso de que ambos padres la padezcan, la probabilidad de pasarla a su descendencia aumenta hasta en un 70 por ciento.

"Cuando en unos gemelos uno tiene la enfermedad, aumenta casi el 50 por ciento de probabilidad de que el otro gemelo la padezca", añadió la doctora en psiquiatría.

Asimismo, refirió que entre los adolescentes propensos a padecer este tipo de trastornos, el uso de drogas puede multiplicar su predisposición a manifestar este desorden mental.

López Alvarado puntualizó que este trastorno no es curable, pero es controlable, si se tiene un buen diagnóstico y un buen control de la padecimiento para que el paciente pueda ser adaptado a su medio ambiente, a excepción de casos agudos, donde tendría que ser internado.

Resaltó que su tratamiento requiere de medicamento y terapias, y principalmente, tener el apoyo de la familia, además de reconocer cuando una persona padece esquizofrenia, así como su atención especial.