Tech

Hackers chinos, multados con 8.9 mdd por robo de datos a abogados de NY

Tres piratas informáticos habrían robado datos de cuentas de correo electrónico de abogados cuyas firmas asesoraban sobre fusiones y adquisiciones corporativas, a empresas como Intel, según el gobierno de EU.
Bloomberg
10 mayo 2017 18:16 Última actualización 10 mayo 2017 18:16
Hackers demostraron su poder en este año que concluye. (Shutterstock)

Hackers demostraron su poder en este año que concluye. (Shutterstock)

Un juez ordenó a tres piratas informáticos chinos que negociaron con datos que robaron de dos de los principales despachos de abogados de Nueva York pagar 8.9 millones de dólares.

La jueza federal de distrito Valerie Caproni en Manhattan multó el 5 de mayo a los hombres y les ordenó renunciar a sus ganancias, más intereses. Los hackers Iat Hong, Bo Zheng y Hung Chin, irrumpieron en las cuentas de correo electrónico de abogados sénior cuyas firmas fueron contratadas para asesorar sobre fusiones y adquisiciones corporativas, según el gobierno.

Caproni dictó una sentencia por default a favor de la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) debido a que los tres hombres no comparecieron ante el tribunal para impugnar las acusaciones.

Los tres también encaran cargos criminales por haber obtenido ganancias ilegales por más de 4 millones de dólares por el uso de la información robada. Hong fue arrestado en diciembre en Hong Kong y se enfrentaba a una posible extradición a Estados Unidos.


La orden de confiscación de Caproni incluye más de 900 mil dólares en una cuenta a nombre de la madre de Hong, que su hijo utilizó en el esquema ilegal, de acuerdo con la SEC.

Hong, Zheng y Chin se beneficiaron con acuerdos y especulaciones relacionadas con el fabricante de fármacos Intermune, el fabricante de chips Intel y la empresa de servicios empresariales Pitney Bowes, según los fiscales.

Los bufetes de abogados no fueron identificados en las acusaciones criminales o en el caso de la SEC. El diario Wall Street Journal informó en marzo que Cravath Swaine & Moore LLP y Weil Gotshal & Manges LLP estaban entre los bufetes de abogados afectados. Las portavoces de los despachos jurídicos no devolvieron mensajes de voz y correos electrónicos en busca de comentarios.