Tech
ciencia

Gran asteroide pasará cerca de la Tierra este miércoles

El asteroide denominado 2014-JO25, mide aproximadamente 650 metros de diámetro y pasará a 1.8 millones de kilómetros de la Tierra, es decir, algo menos de cinco veces la distancia entre el 'planeta azul' y la luna.
AFP
18 abril 2017 13:47 Última actualización 18 abril 2017 14:6
Esta imagen representa el viaje del asteroide 2014 JO25. (www.nasa.gov)

Esta imagen representa el viaje del asteroide 2014 JO25. (www.nasa.gov)

Un asteroide de más de 600 metros de diámetro pasará este miércoles cerca de la Tierra, sin que esto suponga ningún peligro, informó la NASA.

"Si bien no existe ninguna posibilidad de que el asteroide entre en colisión con nuestro planeta, estará muy cerca para un objeto espacial de este tamaño", precisó la agencia espacial estadounidense en un comunicado.

Denominado 2014-JO25, el asteroide mide aproximadamente 650 metros de diámetro y pasará a 1.8 millones de kilómetros de la Tierra, es decir, algo menos de cinco veces la distancia entre el planeta azul y la luna.

La última vez que el 2014-JO25 visitó la Tierra se remonta a 400 años atrás y no volverá a pasar cerca de ella hasta dentro de, por lo menos, 2 mil 600 años.

El objeto espacial pasará cerca del planeta tras haber esquivado al Sol y luego continuará su camino hacia Júpiter, antes de volver hacia el centro del sistema solar.

En 2004, Toutatis, un asteroide mucho más grande -4,6 km de largo por 2,4 km de ancho, con forma de cacahuete- pasó a 1.549.719 km, es decir, cuatro veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

La NASA también estimó que no presentaba ningún riesgo para el planeta Tierra, al menos durante 558 años, cuando volverá a pasar cerca de la Tierra, esa vez a una distancia mucho menor.

La próxima visita de un objeto espacial de grandes dimensiones no está prevista antes de 2027, cuando el asteroide 199-AN10, de 800 metros de diámetro, se acercará a unos 380 mil km a la Tierra (la distancia Tierra/Luna).

La visita del 19 de abril es una "oportunidad excepcional" para los astrónomos y los aficionados para observar el cielo, subrayó la NASA. Su superficie, dos veces más reflectante que la de la Luna, sería visible para un pequeño telescopio durante una o dos noches.