Tech

Google diseña su primer chip para dispositivos de consumo

La tecnológica desarrolló un chip que ayuda a su teléfono, Pixel,a procesar las imágenes con alto rango dinámico o HDR, que permiten al usuario ver más detalles en situaciones de iluminación combinada.
Bloomberg
17 octubre 2017 13:35 Última actualización 17 octubre 2017 13:53
Google

(Reuters)

Google dio a conocer el martes su primer chip diseñado internamente para dispositivos de consumo, la señal más reciente de las ambiciones de hardware del gigante de las búsquedas en Internet y una amenaza para sus actuales proveedores de semiconductores.

Pixel Visual Core es un sistema en un chip que mejora la cámara del Pixel 2, el último teléfono inteligente de Google.

El chip ayudará al teléfono a manejar imágenes con alto rango dinámico, o HDR, una tecnología que captura más detalles en situaciones de iluminación combinada, dijo Google en una entrada de blog.

Diseñar chips consume mucho tiempo y es costoso, y pocos fabricantes de teléfonos inteligentes más allá de Apple y Samsung Electronics lo hacen ellos mismos.

Google ha creado procesadores para sus centros de datos, pero esta es la primera vez que la compañía lo prueba por su naciente línea de hardware de consumo.

Si la compañía quiere alcanzar a los líderes de los teléfonos inteligentes como Apple, tiene que hacer más para combinar las características de hardware y software de estos dispositivos.

Usando Pixel Visual Core, Google dijo que el hardware de la cámara del teléfono procesará las imágenes HDR cinco veces más rápido y usará menos de una décima de potencia que al hacerlo con su procesador principal de aplicaciones.

El chip se activará en los próximos meses a través de una actualización de software que permitirá a otras aplicaciones aprovechar sus capacidades, dijo la filial de Alphabet Inc..

Esto puede ser una mala noticia para Qualcomm, que fabrica los chips de aplicaciones Snapdragon que usa Google en sus teléfonos Pixel y sus dispositivos Nexus anteriores.

Qualcomm ha promocionado la capacidad de sus microprocesadores de hacer el mismo tipo de trabajo con imágenes que Google ahora sugiere puede hacerlo mejor por sí misma.

La compañía dijo que no tiene planes de cambiar la dependencia en Qualcomm y que no hay planes inmediatos para vender el chip a otros, pero el nuevo componente es una prueba más de las crecientes ambiciones de Google en semiconductores.

De hecho, Google incluyó una imagen del diseño de su nuevo chip que muestra que contiene muchos de los componentes de un procesador de aplicaciones moderno completo.

Parte del arte de construir un componente de teléfono de alta gama como el Snapdragon de Qualcomm o el Exynos de Samsung es la capacidad de empacar estrechamente todas las partes integradas y permitir que trabajen en armonía.

La labor interna de Google sobre chips para sus centros de datos ya se considera una amenaza para proveedores como Intel y Nvidia. Eso es parte de un impulso mayor de compañías como Apple, Amazon y Microsoft para autoproveerse de silicio para al menos algunas de sus necesidades.