Tech

La pulsera de Google para cuidar la salud que no podrás comprar

Google creó una pulsera de seguimiento de los signos vitales que podría usarse en los ensayos clínicos y las pruebas de fármacos, la cual puede medir el pulso, el ritmo cardíaco y la temperatura de la piel y también información ambiental; no se venderá al público en general.
Bloomberg
23 junio 2015 16:7 Última actualización 23 junio 2015 16:29
Bandas de identificación de hospital. (Tomada de Alibaba.com)

Bandas de identificación de hospital. (Tomada de Alibaba.com)

El grupo de ciencias de la vida de Google Inc. ha creado una pulsera de seguimiento de los signos vitales que podría usarse en los ensayos clínicos y las pruebas de fármacos, proporcionando a los investigadores o los médicos datos minuto a minuto sobre el estado de los pacientes.

El dispositivo experimental, desarrollado en la división de investigación Google X de la empresa, puede medir el pulso, el ritmo cardíaco y la temperatura de la piel y también información ambiental como la exposición a la luz y los niveles de ruido. No se lo comercializará como dispositivo de consumo, dijo Andy Conrad, responsable del equipo de ciencias de la vida de Google.

“Nuestra intención es que se convierta en un dispositivo médico que se les recete a los pacientes o se use en los ensayos clínicos”, declaró Conrad en una entrevista telefónica.

Los médicos, los investigadores y las empresas farmacéuticas desde hace mucho buscaban la manera de efectuar un seguimiento de los signos vitales de los pacientes fuera del laboratorio. Sin embargo, crear un dispositivo que sea fácil de usar para los paciente al tiempo que capte datos abundantes y precisos fue un desafío, dijo Kara Dennis, directora gerente de salud móvil de Medidata, firma de Nueva York que se especializa en análisis de datos.

Google ofrece funciones de smartwatch de seguimiento de la salud en su plataforma de software Android Wear para consumidores a través de socios como LG Electronics Inc. Apple Inc. y otros también tienen un smartwatch y dispositivos con funciones de salud. Sin embargo, la mayoría de los dispositivos de consumo existentes no son lo suficientemente rigurosos para la investigación, explicó Conrad.

Es allí donde Google X puede tener un papel. El laboratorio fue creado para encarar grandes proyectos con posibilidades de tener una compensación a largo plazo, tales como autos sin conductor, turbinas eólicas y drones de distribución. La división de ciencias de la vida ya ha creado una lente de contacto experimental que puede medir los niveles de azúcar en sangre de los diabéticos. Al igual que la lente de contacto, la pulsera recoge información en forma continua.

PACIENTES POCO CONFIABLES

“Históricamente, los médicos han hecho todo. Los pacientes sólo deben presentarse en el lugar del ensayo”, señaló Dennis. “Ahora les estamos pidiendo a los pacientes que asuman la responsabilidad de recolectar la información”. Hasta algo tan menor como pedir a los pacientes que carguen un dispositivo periódicamente afecta el cumplimiento de la recolección de datos, agregó. Un sensor de muñeca preciso y confiable podría solucionar ese problema.

Conrad espera que en el futuro las personas sanas usen herramientas como la pulsera de Google para detectar indicios de enfermedad. “Imagino el día en que, dentro de veinte o treinta años, los médicos se la den a todos los pacientes”, señaló Conrad. “Prevención quiere decir todo el tiempo”.