Tech

Google busca controlar el tráfico aéreo de drones

Empresas como Amazon, Verizon, Harris y Google han unido fuerzas para tratar de crear un sistema de control del tráfico aéreo destinado a evitar choques en el aire.
Bloomberg
24 julio 2015 16:35 Última actualización 26 julio 2015 5:0
Etiquetas
ME drones agricultura

ME drones agricultura

Google Inc., la empresa que puso orden en Internet, tiene idea de hacer lo mismo para las legiones de drones comerciales que algún día, se supone, obstruirán el cielo.

El pionero de los motores de búsqueda se está uniendo a otras empresas de tecnología, comunicaciones y aviación –como Amazon.com Inc., Verizon Communications Inc. y Harris Corp.- para tratar de crear un sistema de control del tráfico aéreo destinado a evitar las colisiones en el aire.

No esperemos, sin embargo, una red de torres de control operada a nivel nacional. El gobierno no ha dicho quién manejará el sistema ni cómo funcionará, y está pidiendo ideas.

“Pensamos que el aspecto ligado al espacio aéreo que presenta no es en realidad un lugar del que una entidad o una organización piensen hacerse cargo”, dijo a Bloomberg Dave Vos, que preside el reservado Project Wing de Google, en sus observaciones más expansivas sobre la visión de Google hasta el momento. “La idea no es ‘Google saldrá a desarrollar una solución y todos los demás tienen que adoptarla’. La idea es que cualquiera debe ser libre de desarrollar una solución”.

Un mínimo de 14 empresas, incluidas Google, Amazon, Verizon y Harris, ha firmado acuerdos con la NASA para diseñar el primer sistema de tráfico aéreo destinado a coordinar drones pequeños de baja altitud, lo que la agencia llama Gestión del Tráfico del Sistema Aéreo no Pilotado. Más de otras 100 empresas y universidades también han manifestado interés en el proyecto, que será necesario antes de que los drones comerciales puedan volar largas distancias y entregar mercaderías, inspeccionar líneas de electricidad e inspeccionar cultivos.

CONFERENCIA DE LA NASA

Muchas estarán presentes la semana próxima en una conferencia patrocinada por NASA acerca de cómo debería funcionar. El objetivo es crear a la larga un ballet robótico totalmente automático en el cielo, con computadoras que den instrucciones a los drones para eludir atascamientos y eludirse unos a otros.

No está decidido si el sistema será manejado a nivel privado o público –o inclusive si será un sistema único.

Los ganadores obtendrán un punto de apoyo en una actividad económica emergente multimillonaria en dólares de máquinas voladoras no pilotadas. Esto ha contribuido a atraer firmas de capital riesgo como Accel Partners, la rama de inversiones de Intel Corp. y Millennium Technology Value Partners.

“Indudablemente, lo ven como una oportunidad económica y como algo en lo que quieren participar”, dijo Brian Wynne, presidente de la Association for Unmanned Vehicle Systems International. “Esto es mágico”.

Vos prevé, dijo, un día en que miles de drones, todos dentro de algunos cientos de pies del suelo, atiborrarán el cielo de las ciudades como algo rutinario –reduciendo la contaminación al sacar el tránsito de las calles. Esto podría fácilmente hacer palidecer los vuelos aéreos, que llegan al límite de 10.000 o 12.000 a la vez sobre los Estados Unidos.

Google convocó a competidores y a agencias gubernamentales a su propia conferencia en junio para compartir su visión del control de tráfico aéreo. La base de cualquier sistema debe ser la posibilidad de confiar en que todos los participantes se identificarán a sí mismos y sus localizaciones en forma confiable, dijo Vos. El espacio aéreo debe estar abierto a todos los drones dispuestos a cumplir con las normas.