Tech

Foodies levanta más
de 500 mil pesos
a través de Fondeadora

Foodies saborea su primera ronda de inversión, puesto que en menos de 100 horas obtuvo más de 529 mil pesos procedentes de 86 usuarios de la plataforma Fondeadora, con lo que da el primer paso para ser el Uber de la entrega de comidas en México.
Jair López
28 marzo 2016 16:22 Última actualización 28 marzo 2016 18:5
Foodies

Foodies obtuvo más de 529 mil pesos a través de la plataforma Fondeadora. (Especial)

Foodies acaba de dar el primer paso para convertirse en el Uber de entregas de comida en México.

En menos de 100 horas, la firma que busca proveer una solución de logística bajo demanda para los restauranteros en la ciudad levantó más de 529 mil pesos a través de la plataforma de crowdfunding, Fondeadora.

Foodies, cofundada por Miguel Islas y dirigida por Salvador de Santiago, se había planteado una meta de 500 mil pesos.

En una entrevista publicada la semana pasada en El Financiero, Islas detalló que los recursos serán destinados a realizar campañas de branding y marketing digital, además de permitir reclutar personal para iniciar operaciones.

A diferencia de otras campañas a través de Fondeadora, Foodies recurrió a ofrecer acciones a cambio de las aportaciones de los fondeadores.

La compañía ofertó acciones serie B, las cuales tienen reparto de utilidades. Entre las “recompensas” más solicitadas fueron las de mil pesos que dotaban al fondeador del .035 por ciento de la empresa. También las de 3 mil pesos (0.150 por ciento de la empresa) y 5 mil pesos (0.480 por ciento de la empresa), fueron otras recompensas que se agotaron.

Los recursos levantados por Foodies provinieron de 86 fondeadores, señaló la compañía.

Foodies busca atacar un mercado en el que de acuerdo con Islas, tan sólo con clientes grandes como taquerías podrían generar ingresos por 4 millones de pesos en un año y una utilidad neta de un millón de pesos.

La compañía permitirá fungir como parte logística de restaurantes de comidas, lo que permitiría a los establecimientos ahorrar en la contratación de repartidores y en el mantenimiento de las unidades.