Tech

Firmas de música en streaming hacen buen negocio en México

En el país, las ventas digitales de música ascendieron a un monto de 808 millones de pesos en 2013, lo que significó un aumento del 22 por ciento con respecto al año anterior. A nivel global, el mercado tiene un valor de 5 mil 600 millones de dólares.
Ana Martínez
05 mayo 2014 21:58 Última actualización 06 mayo 2014 5:0
  [Spotify permite escuchar música vía streaming a través de dispositivos móviles y computadoras./Bloomberg] 

[Spotify permite escuchar música vía streaming a través de dispositivos móviles y computadoras./Bloomberg]

Las firmas de suscripción de música en streaming, como Spotify y Deezer, han encontrado en México una gran oportunidad de mercado. El país está en el top 5 en importancia geográfica para la compañía sueca y es el segundo más relevante para la empresa francesa en cuanto a número de usuarios y la cantidad de tiempo que éstos utilizan el servicio diariamente.

Este mercado tiene un valor de 5 mil 600 millones de dólares a nivel global, según el Reporte de Música Digital 2013, elaborado por la IFPI.

En México, de acuerdo con Amprofon, las ventas digitales de música sumaron 808 millones de pesos en 2013, un aumento del 22 por ciento en comparación con el año anterior. Se estima que este año, las descargas digitales representen el 47 por ciento de las ganancias de la industria.

“México está teniendo un crecimiento muy fuerte en smartphones y el mercado de pagos en línea también está creciendo, es una gran oportunidad para nosotros”, comentó Eduardo Mussali, director general de Deezer México.

De acuerdo con Spotify, los mexicanos escucharon en sólo un año el equivalente en streams a 14 mil 500 años de música.

Según el directivo de Deezer en México, los suscriptores mexicanos son quienes más tiempo usaron el servicio a nivel mundial, pues a diario escuchan un promedio de 32 canciones, que equivalen a más de dos horas de música.

Sobre los retos que enfrentan, Mussali dijo que “en México la gente no estaba acostumbrada a escuchar la música en streaming, por lo que ha sido difícil lograr que los usuarios se suscriban”.

Otro de los desafíos para el modelo de negocios de estas firmas es la piratería.

De acuerdo con el último estudio sobre Descargas Digitales de la Coalición por el Acceso Legal a la Cultura, en 2011 se descargaron 6 mil 68 millones de canciones de manera ilegal en México, las cuales representaron pérdidas para la industria de 6 mil 277 millones de pesos.

Analistas consultados mencionaron que quienes se suscriben a estos servicios no lo hacen únicamente para escuchar la música que ya conocen, sino para descubrir contenidos nuevos.

El valor agregado que ofrecen frente a las descargas ilegales son la posibilidad de tener acceso a la música en todo momento y en todos los dispositivos, sin necesidad de almacenarla en la memoria.

“La gente que compra discos piratas no es el público objetivo de estas firmas, ellos apenas están teniendo acceso a internet. Sus servicios van enfocados a personas con mayor poder adquisitivo”, dijo Gonzalo Rojón, socio director de the Competitive Intelligence Unit.

El modelo de negocios de estas firmas contempla la obtención de ingresos por publicidad y suscripciones difrenciadas.

Ambas hacen acuerdos con disqueras, agregadores de contenido y artistas y se quedan con el 30 por ciento de las ganancias y el resto pasa a los bolsillos de los poseedores de derechos de autor. Las regalías se calculan con base en el número de streamings de cada canción y el número de usuarios que las sintonicen.