Tech

Fiat Chrysler llama a revisión 1.4 millones de autos hackeables

Luego de que investigadores demostraran que es posible hackear un automóvil a distancia, Fiat Chrysler llamó a revisión 1.4 millones de sus vehículos para instalarles un software que brindaría mayor seguridad ante posibles ataques de ciberpiratas.
Reuters
24 julio 2015 21:10 Última actualización 24 julio 2015 21:10
Según un estudio realizado por Miller y Vasek en 2014, la Jeep Cherokee es el modelo más hackeable. (Bloomberg)

Según un estudio realizado por Miller y Vasek en 2014, la Jeep Cherokee es el modelo más hackeable. (Bloomberg)

DETROIT.- Fiat Chrysler llamará a revisión 1.4 millones de vehículos en Estados Unidos para instalar un software con el objetivo de evitar que hackers tomen control remoto del motor, dirección y otros sistemas.

Autoridades federales dijeron era la primera acción de este tipo.

El anuncio del viernes de FCA, anteriormente Chrysler Group, llegó días después de que investigadores de ciberseguridad usaran una conexión inalámbrica para apagar el motor de un Jeep Cherokee en funcionamiento, aumentando las preocupaciones sobre la seguridad en vehículos con conexión a Internet.


Los investigadores usaron el sistema telemático de Fiat Chrysler para ingresar en un Jeep Cherokee voluntario que se desplazaba por una autopista y enviaron órdenes al motor, dirección y frenos.

La Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carretera (NHTSA, por su sigla en inglés) indicó el viernes que investigaría si la solución de FCA de actualizar el software era una medida suficiente para proteger a los usuarios de los hackers.

En su llamado, FCA dijo que no tenía conocimiento de lesiones por una situación semejante.

Un portavoz de la NHTSA señaló que se trataba del primer llamado a revisión de vehículos debido a preocupaciones de ciberseguridad.

Hasta el momento, las automotrices han minimizado el peligro de que un pirata informático pueda controlar un vehículo usando una conexión inalámbrica.

Si bien los hackers previamente demostraron poder alterar los sistemas a bordo usando conexiones físicas con el sistema de diagnóstico del vehículo, los investigadores pudieron controlar el automóvil de manera remota.

FCA informó que enviaría un dispositivo USB a los usuarios afectados para actualizar el software del vehículo. 

La compañía dijo también que ya había enviado una solución con su proveedor de telecomunicaciones para bloquear el acceso remoto del tipo que utilizaron los investigadores.