Fabrican el cemento más ecológico del mundo con aluminio de casa, cáscara de arroz y otros residuos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Fabrican el cemento más ecológico del mundo con aluminio de casa, cáscara de arroz y otros residuos

COMPARTIR

···

Fabrican el cemento más ecológico del mundo con aluminio de casa, cáscara de arroz y otros residuos

El proceso para la obtención de este material genera alrededor de un 78 por ciento menos de emisiones contaminantes, aumenta la eficiencia energética por ser un material aislante.

03/11/2018
Científicos de España crearon un hormigón que tiene una huella de carbono mucho menor que la usual.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Papel de aluminio doméstico, cenizas de cáscara de arroz y residuos procedentes de la fabricación de hierro en altos hornos o de la obtención de combustibles son empleados para la fabricación del cemento más ecológico del mundo.

Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), pertenecientes al Instituto de Ciencia y Tecnología del Hormigón (ICITECH), han creado un hormigón celular (HCT) ligero y aislante en el que el 85 por ciento de los materiales son residuos.

El proceso para la obtención de este material genera alrededor de un 78 por ciento menos de emisiones contaminantes, aumenta la eficiencia energética por ser un material aislante, lo que lo convierte en el hormigón celular más ecológico obtenido hasta la fecha a nivel internacional, destacó la institución en un comunicado.

El hormigón celular se presenta como una alternativa sostenible que reduce el volumen de material necesario y, por tanto, el coste de las construcciones, explicó Alba Font, del Grupo de Investigación en Química de los Materiales de Construcción (GIQUIMA) del ICITECH-UPV.

Los investigadores han sustituido parcialmente el reactivo químico de síntesis convencional por la ceniza de cáscara de arroz y, en lugar de utilizar aluminio en polvo metálico como aireante, lo han reemplazado por el papel de aluminio doméstico reciclado.

El proceso de fabricación del hormigón destaca por su ahorro energético respecto a otros hormigones, debido a que la molienda del aluminio reciclado se realiza a la vez que la del precursor, y el curado del material se lleva a cabo en condiciones de temperatura ambiente sin que sea necesario el proceso de autoclave tradicional.

En términos de densidad, resistencia y conductividad térmica, presenta valores similares a los hormigones celulares fabricados tradicionalmente con cemento Portland.

Los resultados de los ensayos a los que ha sido sometido el hormigón han demostrado que el material reúne todos los requisitos para poder ser transferido al sector.