Exdirector de Cambridge Analytica reconoce haber mentido sobre escándalo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Exdirector de Cambridge Analytica reconoce haber mentido sobre escándalo

COMPARTIR

···

Exdirector de Cambridge Analytica reconoce haber mentido sobre escándalo

Alexander Nix, quien era el máximo ejecutivo de la compañía involucrada en el mal uso de datos de Facebook, dijo que jamás retiró 8 millones de dólares de la compañía.

Bloomberg Por Nate Lanxon
06/06/2018
El exdirector de Cambridge Analytica, Alexander Nix.

El exmáximo ejecutivo de Cambridge Analytica, Alexander Nix, dijo que los informes sobre que había retirado 8 millones de dólares de su desaparecida empresa son falsos, y que mintió a un periodista encubierto porque creyó que era lo que "el cliente quería escuchar".

Nix declaró este miércoles a un comité de legisladores británicos que investigan el impacto de las redes sociales en las recientes elecciones que actualmente "no tiene relación" con la compañía, la que atraviesa por un procedimiento de bancarrota en Estados Unidos, o empresas asociadas que están bajo el control de un administrador judicial en Reino Unido.

El Financial Times informó el martes que los inversionistas que supuestamente quieren cambiar el nombre y relanzar Cambridge Analytica están en una disputa con Nix después de que presuntamente retirara millones de dólares de la compañía poco antes de que colapsara, citando a personas involucradas en la disputa.

"Vi ese artículo en el periódico", explicó Nix a los legisladores británicos. "Las acusaciones son falsas. En los últimos tres meses, desde que estalló esta tormenta en los medios, personalmente he invertido millones de dólares para cumplir con los salarios del personal, bonos del personal y despidos de personal".

Cambridge Analytica se ha visto envuelta en un escándalo por el mal uso de cuentas de Facebook, y en marzo suspendió a Nix después de que fuera filmado alardeando sobre sucias artimañas políticas.

Se escuchó cómo el ejecutivo le decía a un periodista encubierto que se hizo pasar por un potencial cliente que podría hacer arreglos para usar "chicas ucranianas" como parte de una campaña política.

"Fue una mentira para impresionar a la gente con la que estaba hablando", dijo Nix al comité británico. "Sólo le estábamos diciendo al cliente lo que pensamos que quería escuchar, para averiguar exactamente cuáles eran sus intenciones para poder avanzar con la conversación".

"Nunca hemos realizado ningún trabajo que implique trampas sexuales o el uso de un escándalo sexual o algo por el estilo para influenciar la política o trabajar en una campaña", detalló Nix."No puedo ser más franco que eso".

No es la primera vez que el suspendido ejecutivo presta testimonio a los legisladores sobre el mismo tema. Primero se presentó en febrero, pero fue convocado nuevamente por Damian Collins, presidente del comité, para volver a hablar para aclarar "aparentes incongruencias" en su testimonio.

Desde que surgieron las revelaciones a mediados de marzo de que Cambridge Analytica, la desaparecida firma consultora de publicidad política, obtuvo los datos de decenas de millones de usuarios de Facebook sin su consentimiento, los Gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido y Europa han interrogado a ejecutivos, conocedores de la industria y denunciantes para comprender exactamente cuánta información recopila la empresa sobre las personas y lo que hacen con esa información.

Cambridge Analytica y Nix han negado repetidamente cualquier irregularidad.

El titular de Facebook, Mark Zuckerberg, respondió preguntas durante audiencias en el Congreso estadounidense en abril, pero hasta el momento se ha negado a comparecer ante los legisladores de Reino Unido. Como resultado de ello, no ha hecho nuevos amigos.

El denunciante Christopher Wylie ha criticado al jefe de la red social por rechazar la invitación "del único comité que en realidad hará preguntas difíciles y no permitirá que se salga con la suya diciendo ’les contestaré, les contestaré, les contestaré’".

Cambridge Analytica anunció en mayo que cerraría sus puertas y se declararía en bancarrota, aunque crecen las especulaciones de que será revivida bajo un nuevo nombre. Nigel Oakes, fundador de la filial británica de Cambridge Analytica, SCL, lo niega.