Tech

EU paga millones a Apple por ocultar ganancias en el extranjero

La historia no contada del fabricante de iPhones y el pago del gobierno estadounidense a éste para esconder sus ganancias en el extranjero para evadir impuestos se abre camino desde Cork, Irlanda, hasta Nueva York y luego Reno, Nevada.
Bloomberg
07 diciembre 2016 15:39 Última actualización 07 diciembre 2016 16:51
Etiquetas
Apple logo (Reuters/Archivo)

Apple logo (Reuters/Archivo)

Con el transcurso de los años, Apple se ha convertido en la cara visible de las multinacionales acusadas de esconder sus ganancias en el extranjero para evadir al Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. Lo que ha pasado en gran medida desapercibido es que el gobierno estadounidense le ha pagado más de 500 millones de dólares precisamente para hacerlo.

Aprovechando una exención tributaria incluida en el bizantino código tributario estadounidense, Apple guardó gran parte de sus ganancias en el exterior, libres de impuesto, precisamente en Estados Unidos, en parte a través de la compra de bonos del gobierno, según fuentes con conocimiento directo del asunto. A cambio, el Departamento del Tesoro pagó a Apple al menos 600 millones de dólares y posiblemente mucho más en los últimos cinco años en la forma de intereses, según documentos presentados al regulador que fueron revisados por Bloomberg.

La historia no contada de Apple y sus impuestos se abre camino desde Cork, Irlanda, hasta Nueva York y luego Reno, Nevada. Pero de acuerdo a expertos tributarios entrevistados por Bloomberg News, el fabricante de iPhones dista mucho de ser un caso único. Muchas de las más grandes multinacionales estadounidenses usan el mismo vacío legal, que les permite evitar o postergar la repatriación de impuestos mediante la compra de títulos del Tesoro con el dinero adquirido en el extranjero. (Solo las 10 principales poseen más de 100 mil millones de dólares en bonos.) En efecto, ello permite a las compañías convertir miles de millones de dólares de potencial deuda tributaria en millones de dólares en subsidios de contribuyentes, todo ello mientras reclaman por los altos impuestos que les hace imposible repatriar el dinero.

Desde el punto de vista del gobierno, “es como si le pagaras a alguien por usar una bicicleta que de hecho te pertenece”, dijo Reuven Avi-Yonah, académico especializado en impuestos corporativos e internacional de la Escuela de Leyes de la Universidad de Michigan Law School.

LÍNEAS BORROSAS

La maniobra es perfectamente legal y nadie sugiere que es una buena fuente de dinero para Apple o cualquiera dadas las bajas tasas de interés actuales. Si las empresas vendieran los bonos, el efectivo sería considerado ganancia extranjera y estaría sujeto a eventuales impuestos. Más aún, los intereses generados con la compra de deuda estadounidense, que ayuda a financiar el gasto del gobierno, es imponible.

Pero en cualquier caso, las compras reflejan que la distinción entre qué es extranjero y qué no existe casi siempre, para las multinacionales, solo en el mundo de la contabilidad.

Al ser contactado para obtener comentarios, Josh Rosenstock, vocero de Apple, refirió a Bloomberg a los estados financieros anuales que la compañía presentó a la Comisión de Bolsa y Valores, sin otorgar mayor información. En el más reciente estado financiero, Apple informó que pagó 10 mil 400 millones a nivel mundial en impuestos correspondientes a su último año fiscal.

El IRS declinó hacer comentarios, al igual que el Departamento del Tesoro que supervisa al servicio de impuestos de Estados Unidos.